Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

Pasos clave para conseguir la compra de una cartera hipotecaria

por | 15 Nov 2017 | Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria



Negociar una compra de una Cartera hipotecaria requiere un análisis juicioso de varios factores. Estos son los pasos clave para conseguir la compra de una cartera hipotecaria.

¿Te han recomendado estudiar la posibilidad de que un banco compre tu cartera hipotecaria? Mi recomendación es, acepta. Quiero decir, dile sí a la evaluación. Puede ser un muy buen negocio.

La compra de cartera hipotecaria es una operación normal en algunas instituciones financieras. En el caso de un crédito hipotecario, equivale a pedirle a una entidad financiera que pague la deuda que adquiriste conotro banco para la compra de una propiedad, y te otorgue un nuevo crédito con hipoteca sobre el mismo inmueble. En palabras sencillas es renegociar o reestructurar un crédito hipotecario con una nueva entidad. Y, normalmente, se piensa en hacerlo para rebajar la tasa del crédito.

No es un negocio complicado. Antes de decidirte a solicitar el traslado, revisa cómo están estos factores:

Pasos clave para conseguir la compra de una cartera hipotecaria

1. Cumplimiento en el pago de las cuotas mensuales:

El banco evaluará tu comportamiento como cliente, tanto del producto crédito hipotecario como de tarjetas de crédito, cuentas bancarias y otros créditos. Es normal que revisen tu historial crediticio y analicen qué tan buen pagador has sido los últimos años. Es ideal ser muy organizado, pero este no será el único factor a evaluar.

2. Situación laboral:

Las entidades financieras prestan a empleados o a independientes, y les gusta ver que son estables. Mostrar una permanencia mínima de 12 meses en el mismo puesto es una ventaja.

3. Plazo de la deuda:

A mayor plazo, la compra de deuda hipotecaria resulta más atractiva para el banco. 

4. Edad:

Los bancos otorgan créditos a personas entre 19 y 75 años de edad (cada banco diseña su propio rango de edad), que puedan tomar seguro de vida. Si consideras que estos factores están en buen puntaje, entremos al corazón del negocio.

5. Constancias de crédito y pagos:

¿Tienes una carpeta organizada con todos los papeles que te ha dado el banco desde el primer día? Observa el documento en el que consta el valor del crédito, el plazo total y la tasa. Será clave para evaluar qué tanto te conviene la compra de tu deuda. También, los constancias del pago de las cuotas mensuales y tus botelas de pago.

6. Seguros de vida deudores y todo riesgo:

Existen dos posibilidades a la hora de adquirir los seguros de todo riesgo y de desgravamen. (Ya sabes, el banco exige un seguro que responda por la propiedad en caso de daño o destrucción; y, también, solicita un seguro que pague al banco las cuotas pendientes si tú faltas). Puedes tomarlos directamente con la entidad que otorgará el crédito hipotecario o puedes tomarlos con tu corredor y endosarlos al banco (es decir, indicar que ellos son los beneficiarios). Verifica con el asesor el costo de estos seguros con el banco y con las aseguradoras.

7. Inmueble Independizado:

Será necesario que tu inmueble ya cuente con independización. ¿Cómo saber si un inmueble está desenglobado?

8. Evaluación:

Como puedes ver, el negocio de un crédito hipotecario es un juego muy interesante de varios factores. Contar con la ayuda de un asesor es un buen recurso. El bróker no tiene costo para el cliente y te puede ayudar a conseguir el mejor crédito. Este paso es vital antes de presentar la solicitud de compra de deuda hipotecaria.

9. Solicitud de compra de deuda hipotecaria:

Estás listo para solicitar el traslado de tu crédito hipotecario. Deberás presentar toda la documentación requerida, como la primera vez. Sí, un poco molesto, pero el negocio vale la pena. También puedes solicitar a tu broker hipotecario que te ayude para hacer este proceso más sencillo. 

 

10. Toma de decisiones:

Antes de aceptar la nueva oferta, es necesario hacer una revisión juiciosa del negocio. Comparar en igualdad de condiciones el negocio con cada banco. Y verificar que el ahorro que se obtenga en el crédito sea mayor a la suma de los gastos del trámite de traslado. RebajaTusCuentas.com es clave en este momento.

11. El trámite final:

La entidad financiera aprobará en un par de semanas tu solicitud. Y comenzará el proceso. Deberás firmar una nueva escritura y una nueva hipoteca a favor del banco “B”. Lo más seguro es que un funcionario de notaría te acompañe al banco “A” a entregar el cheque y pagar la deuda. Sigue las instrucciones de los bancos para completar el trámite. Es muy importante que verifiques en la constancia de registro que en todas las partes del inmueble (estacionamiento, apartamento, casa, depósito, etc.) aparezca la novedad de la cancelación de la hipoteca con el primer banco y la apertura de una nueva hipoteca con el banco “B”.

Si has completado el proceso, solo me resta felicitarte. Nada mejor que rebajar las cuentas. Esos son buenos negocios.



Nueva llamada a la acción

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!