Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

¿Préstamos con garantía hipotecaria aumentan valor de inmuebles?

Los préstamos con garantía hipotecaria son muy atractivos a simple vista, pues la cantidad de dinero que se puede aspirar a recibir tiende a ser muy elevada. Si piensas optar por este beneficio, lo ideal es infórmate primero.

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Cuando una persona pretende realizar algún trámite en una entidad bancaria, esta se encarga de evaluar el perfil del cliente para considerar si presenta un riesgo o no para la misma. No obstante, con este tipo de préstamo se suele conseguir una excepción. Lo que quiere decir que podrás gozar de dicho beneficio, aunque no tengas el perfil ideal para el banco.

MEJORES TASAS DE INTERÉS DE LOS BANCOS PARA HIPOTECA 2021

Siendo así se puede decir que se trata de una financiación otorgada a una persona que requiere de un monto elevado, pero que puede ser un posible riesgo para la entidad bancaria. Esta estrategia permite que ambas partes se beneficien.

Por un lado el cliente puede adquirir el préstamo que necesita y por el otro, el inversionista recibe un aval. Lo cual, le ayuda a tener mayor seguridad de no perder, ante una posible inconsistencia del deudor en los pagos. Sin embargo, debes tener en cuenta que para poder optar por este préstamo, el inmueble (aval) debe estar pagado al menos en un 80%.

Una vez definido dicho préstamo, hay que aclarar que no es igual a los préstamos hipotecarios. Pues en este caso, la finalidad no es comprar un inmueble, sino de colocar este como aval para recibir dinero.

¿Qué necesito para solicitar este préstamo?

Colocar un inmueble como un aval ante una entidad financiera, supone un gran riesgo para el cliente. Por lo que, se podría decir que en compensación los requisitos pedidos por el banco suelen ser menos exigentes en comparación a otros trámites. Por lo general, algunos que piden son:

  • Edad mínima: las personas que soliciten préstamos con garantía hipotecaria deben tener al menos 18 años de edad.
  • Inmueble propio: como se ha mencionado, el inmueble colocado como aval debe estar libre de cargas o en su defecto que tenga un buen porcentaje pagado, que suele oscilar alrededor del 80%.
  • Documentos: el DNI, la tasación del inmueble y la comprobación registral es alguno de ellos.

Recuerda de igual manera al dirigirte a la entidad donde pretendas solicitar el préstamo, informarte sobre todos los requisitos, pues pueden variar de una institución a otra los mismos, según la consideración del prestamista.

OBTENER EL REPORTE DE INFOCORP GRATIS

¿Cuánto puede otorgarme el banco?

Por lo general, se toma como base para calcular cuánto será el monto del préstamo el propio valor del inmueble. Específicamente, tomando el costo tasado y  lo que falta por pagar. Es decir: precio de la vivienda – pago faltante de la vivienda = monto del préstamo (aproximado).

Claro que esto no quiere decir que será el monto total, ya que, las entidades presentan límites en el valor a otorgar. Lo que sí queda claro, es que el monto adquirido a través de los préstamos con garantía hipotecaria es mayor a otros.

Pero, así como su valor es mayor, también lo son los intereses generados. No obstante, como ventaja, se tiene que los plazos de reembolso suelen ser más extensos.

conoce tus opciones de nuevo crédito hipotecario

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.