Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

¿Compra de deuda hipotecaria puede pasar a más propietarios?

Mantener un control de los pagos en un sistema financiero fijo puede ser complicado cuando no se cuenta con la alternativa de la compra de deuda hipotecaria. Este consiste en el traslado o cambio de banco en el cual se encuentra la deuda.

El objetivo de este movimiento es modificar las condiciones de un crédito que se haya pedido en un banco a las condiciones de otro. Con ello se incluyen la modificación de la tasa, cuotas y el monto definitivo de pago.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LAS MEJORES PROPUESTAS DEL 2021 PARA LA COMPRA DE DEUDA HIPOTECARIA

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Los clientes buscan mejorar las condiciones en las que se va a pagar su deuda hipotecaria con otras entidades financieras ahorrando hasta S/400 mensual, incrementando el ahorro, o adquirir un respaldo financiero de calidad.

¿Hay beneficios por la compra de deuda hipotecaria?

Ciertamente existen ciertos beneficios cuando se realiza la compra, pero para lograrlo es necesario contar con todos los requisitos previos.

Entre ellos están la copia y original del DNI, certificado del domicilio y de ingresos, comprobante del saldo actual sin morosidad, y otros más. Una vez listos se puede realizar el traslado de deuda hipotecaria y trasladar los montos al siguiente banco.

Los beneficios obtenidos van desde la negociación de un nuevo crédito, o el ahorro mayor de soles cuando el monto de deuda sea mayor, hasta extender el plazo de dicha deuda mientras que el banco se encarga de asumir los gastos registrales y notariales. Esto último ocurre en pocos casos.

Traslado de deuda a varios propietarios

Un propietario es el banco al cual se realiza la compra de deuda hipotecaria, por lo que es posible tener más de uno por periodos de tiempo, pero no varios simultáneamente.

Esto quiere decir que al momento de realizar la compra se transfiere esa propiedad, y por ende, el propietario es otro. Este pasaría a ser el segundo propietario, y esto puede seguir hasta que la deuda haya sido saldada.

No obstante, no es recomendable realizar esos saltos de la deuda, pues se entra en un constante cambio de entidades financieras que se anexan a la historia crediticia de la persona. Esto puede generar desconfianza y problemas fiscales graves.

Factores que impiden el traslado a otros propietarios

Como bien es sabido, el incumplimiento de las normativas o sanciones son motivo suficiente para evitar cualquier cambio en el estado financiero de una persona.

No es distinto con la compra de deuda donde si la persona ha tenido reportes, problemas en los pagos, impuntualidad, o un mal manejo de sus deudas, se indica que está por encima del indicador de endeudamiento.

Esto no es factible para ninguna entidad financiera.

El rango de edad y el estatus laboral son otros factores a tomar en consideración. Siempre será preferible contar con una persona entre 19 y 75 años con un trabajo estable, de al menos 12 meses en el cargo y con papeles que lo abalen.

Con ello se llega al historial legal que tenga la propiedad, donde la persona que sea el dueño actual deberá asesorarse bien para que la compra de deuda hipotecaria pueda efectuarse sin mayores percances como un embargo o hipoteca.

Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Los comentarios están cerrados.