Aprende sobre Educación Financiera

Invertir en acciones… ¿Sí o no?

Muchas personas creen que invertir en acciones es complicado, típico de jubilados o de millonarios. Error. Invertir en acciones es un gran negocio. Estas son las claves iniciales.

El mercado de las acciones es emocionante. Algunas acciones no provocan mucha tensión, pero otras sí. Lo que ves en las películas es real.

Cuando estés listo para invertir en acciones es porque:

Consolida tus deudas con garantía hipotecaria en 4 pasos
  • Aceptas la volatilidad sin estrés. Sabes que las acciones suben y bajan y todo puede cambiar en una mañana.
  • Esperas un buen retorno de la inversión en unos dos años.
  • Tienes un capital de unos S/10,000 para invertir.
  • Tienes claro que, a mayor riesgo, mayor rentabilidad.

Al comenzar, lo más importante es que confíes en tu bróker, en el agente de bolsa (debe estar acreditado ante la Superintendencia de Mercado de Valores, la SMV) para poder hablar tranquilamente de tus expectativas y definan entre ambos el perfil adecuado:

  1. Un perfil conservador, de bajo riesgo, un retorno de la inversión interesante, pero, sobre todo, una carga emocional baja.
  2. Un perfil medio riesgo, una mezcla de acciones en crecimiento con una inversión un poco más atractiva por el riesgo.
  3. Un perfil de alto riesgo, te la juegas toda a acciones con posibilidades de alta valorización.

Cuáles acciones comprar

Para tener una conversación bien interesante con tu agente, podrás leer antes las noticias económicas, estudiar la información sobre el movimiento del valor de las acciones y preguntar a tus amigos y familiares que trabajan en empresas con presencia en la bolsa.

Debes entender qué está pasando en las empresas y qué podrá pasar en los próximos 24 meses.

  • Las acciones del comercio, por ejemplo, están presentando hoy un valor por debajo de lo realmente justo. La demanda de consumo está en buen momento y las inversiones que han realizado están funcionado. Es una acción conservadora, equivalente a una inversión en renta fija.
  • Las acciones de empresas de energía y de minería son muy apetecidas por su alta rentabilidad (alto riesgo). La adjudicación de un nuevo contrato de distribución de energía, el precio de los minerales en el mundo, un nuevo yacimiento, mueven el valor de la acción.
  • Las acciones de empresas de la construcción son interesantes en momentos de auge en el desarrollo de proyectos de infraestructura.
  • Las acciones de entidades financieras son de riesgo moderado y por lo general tienen un buen retorno. El valor de estas acciones refleja el buen o mal momento económico del país.

¿Cuáles acciones no convienen?

La idea es ganar dinero, bien porque la acción se valoriza (puedes vender y recibir la ganancia) o bien porque recibes dividendos, la compensación que reparten las empresas entre los accionistas (una distribución de una parte de las utilidades).

Tendrás cuidado de invertir en ofertas que:

  • El valor de la acción está alto –ha crecido mucho- pero tal vez ya no crezca más por los resultados económicos de la empresa.
  • En empresas del sistema financiero cuando estén preocupadas por el aumento de la cartera (deudores que no pagan a tiempo sus compromisos) o el crecimiento sea lento.
  • En empresas que tienen problemas con los precios de sus productos: por ejemplo, si el petróleo, el oro o el cobre bajan en el mercado internacional, las acciones no subirán.

La compra y venta de acciones se tramita en la Bolsa de Valores a través del agente, al que se le reconoce una comisión por cada operación de compra y venta. El ideal es armar un portafolio variado, con bajo, mediano y algo de riesgo. Puedes establecer unos límites que indiquen cuándo se debe vender la acción, tanto porque logras la meta de rentabilidad, como porque estás perdiendo. Revisar cada dos meses la evolución de la inversión es razonable. Finalmente, compra una suscripción a los mejores medios de comunicación financieros. Tendrás información confiable.



Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Los comentarios están cerrados.