¿Por qué necesitas saber sobre tu carga financiera?

Si has escuchado recientemente el término carga financiera y no sabes muy bien de qué se trata, no te preocupes;...

Si has escuchado recientemente el término carga financiera y no sabes muy bien de qué se trata, no te preocupes; en esta oportunidad vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre este tema.

Además, te daremos algunos consejos que pueden ser de utilidad para mejorar tu estabilidad financiera y estar solvente con todos tus gastos y deudas; además de asesorarte para que puedas acudir a soluciones financieras en caso de ser necesario.

Qué es la carga financiera

Para comenzar, queremos explicarte qué es específicamente la carga financiera. Se trata de una serie de deudas o compromisos que se adquieren al acceder a préstamos, créditos y financiamientos.

Todo ello resulta del acuerdo establecido con las entidades financieras al momento de hacer este tipo de solicitudes; por lo que están condicionadas por una serie de aspectos importantes que debes conocer a detalle.

También debes tener en consideración que el incumplimiento de estas condiciones puede implicar graves consecuencias para el cliente, como el hecho de aparecer con un reporte negativo en Infocorp, lo que limitará sus posibilidades para acceder a un nuevo crédito.

En este sentido, la carga financiera se calcula en función de las deudas que has adquirido hasta el momento; incluyendo tarjetas de crédito, créditos de consumo, dividendos, arriendo, entre otros.

Préstamo con garantía hipotecaria Perú

Es por ello que, para calcularlo, es necesario que conozcas a detalle cada uno de los aspectos que componen la carga financiera; incluyendo deudas, tasas, comisiones, compromisos, entre otros.

En general, se puede decir que existen dos tipos de carga financiera, la carga financiera alta y la baja; la primera de ellas, es la que puede ser más complicada de manejar porque requerirá mayor esfuerzo e inversión para poder mantenerte al día con las entidades financieras.

Carga Financiera Alta

En estos casos es fundamental que te asegures de identificar cuáles son los días del pago, cuales son las deudas que tienes con atraso y si ya tienes algún reporte de deuda o si estás a tiempo de evitarlo.

Para ello, puedes optar por alguna de nuestras soluciones financieras para ponerte al día y evitar riesgos, a fin de pasar a tener una carga financiera baja que sea mucho más fácil de manejar.

Carga Financiera Baja

Si tu carga financiera es baja y puedes asegurar estar al día con tus pagos, es importante que comiences a pensar en otras opciones que te permitan mantener esta estabilidad en términos económicos.

Por ejemplo, puedes comenzar a pensar en un plan de ahorros, en conformar un fondo de emergencia en caso de que surja algún imprevisto, puedes monitorear tus gastos para evitar compras innecesarias y planificar tus futuros créditos.

Pero, si este no es tu caso, y realmente necesitas algo de ayuda, es mejor que optes por alguna forma de financiamiento como los préstamos con garantía hipotecaria para consolidar deudas.

Recuerda que si necesitas ayuda o si tienes dudas sobre este tema, puedes ponerte en contacto con Rebaja Tus Cuentas para mayor información y solicitud de asesoría.

Los comentarios están cerrados.