Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Cómo fomentar el hábito del ahorro en los hijos?

por | 18 May 2019 | Aprende sobre Educación Financiera



El hábito del ahorro se adquiere desde la niñez. Los pequeños aprenden y desarrollan habilidades “ejecutivas” y financieras. Te mostramos cómo ayudarlos.

Los niños tienen concepciones fantásticas del dinero. Creen que los cajeros lo “dan” y es solo cuestión de pedirlo, que el de ellos no se debe gastar (en cambio el de los padres sí). También, suelen preocuparse mucho cuando se dan cuenta de que “no alcanza”. Por eso lo expertos en educación y en finanzas personales hacen recomendaciones para enseñar a los niños, desde preescolar, el valor del dinero, el valor de las cosas y la habilidad para discernir qué es prioritario comprar.

¿Cómo? Jugando, incluyéndolos en decisiones sencillas, permitiéndole resolver algunos pequeños problemas domésticos.

1. Tener dinero

La primera lección para tus hijos será darles algo de dinero. Una pequeña suma que permita tomar decisiones de compra.

  • Acostumbra a regalar a los más pequeños una pequeña mesada siempre que están en el súper, por ejemplo, para comprar algo para comer.
  • A los mayores (a partir de los seis años) les puedes dar una suma fija semanal o mensual para sus gastos y para ahorro.

La mesada es un buen momento para enseñarles el valor y la diferencia de las monedas y los billetes. También, para ver los precios de las cosas y decidir qué pueden comprar.

2. Metas

Para tus hijos el ahorro se volverá más importante si tiene un propósito, una meta:  comprarse algo de valor.

Es un buen tema para conversar y, al mismo tiempo, para aprender una de las habilidades ejecutivas más importantes: la toma de decisiones.

Tu hijo tendrá la tentación de gastar el dinero en algo distinto. Y tratará de involucrarte en el negocio. Lo mejor es ayudarle a razonar:

  • Cuánto dinero tiene, cuánto le falta y en cuánto tiempo podrá llegar a su meta. Deberá entender que cada decisión, cada elección, implica una renuncia.
  • Puede ser flexible y aprovechar oportunidades, pero mantener el objetivo del ahorro. Tu hijo debe resolver cómo seguirá ahorrando antes de gastar el dinero.
  • Puede cambiar de idea, declinando el primer deseo, pero debe seguir ahorrando.
  • Puedes negociar un préstamo, que, claro, deberá pagar.

Por su puesto, un poco de fiesta cuando tu hijo logre la meta será un gran incentivo.

3. Compartir información

Compartir cierta información financiera con tus hijos les ayudará a entender cómo funciona el mundo y el valor del dinero. Contarles, por ejemplo, que ya pagaste el crédito de la casa, del carro, los seguros y las tarjetas de crédito; y mostrar el dinero que tienes disponible para el resto del mes. Juntos podrán hacer la lista del mercado, organizando cuáles productos son indispensables y cuáles no. También, decidir qué diversión podrían hacer el fin de semana.

En el súper, tus hijos serán los encargados de chequear la lista y verificar si llevan todo lo indispensable. Podrías permitirles escoger algo para ellos “por si alcanza”. Tendrás que estar seguro de poder decir “no” a todas sus pretensiones. Ellos decidirán entre uno y otro producto o pagarán de su bolsillo si no quieren renunciar a ninguno. La otra opción será esperar a la próxima semana.  En la medida en que el niño crece, la información financiera puede ser más precisa. A los 15 años ya puede entender cómo se conforma un salario, un crédito, qué es una factura y qué dice un comprobante de pago.

4. Trabajos remunerados

Seguramente, tus hijos tienen algunas tareas en casa, que les permiten aprender a convivir en comunidad. Incluso es una buena idea definir entre todos los miembros de la familia las estrategias para ahorrar dinero en casa. Puedes sugerirles otras tareas extras para ganar dinero. El dinero ganado tendrá aún más valor que la mesada o los regalos (además, entenderá sin muchas explicaciones porqué sales tan temprano en las mañanas).

Este dinero tendrá un objetivo definido. Ahorro para vacaciones o la compra de un juguete especial, de un equipo o instrumento. En lugar de pedir y pedir que le compres su capricho, tendrá que trabajarlo para obtener el dinero necesario. ¿Te imaginas el orgullo que sentirá cuando lo logre? Podrán negociar qué tipo de trabajo, la frecuencia y la remuneración.

5. Ahorro

Acordar un método de ahorro –que vaya cambiando con la edad- ayudará a tu hijo a valorar el dinero, a soñar y a disfrutar sus logros.

  • Una alcancía que guarde el misterio de cuánto acumula;
  • Unos frascos transparentes –marcados cada uno con el sueño que resolverán- que dejan ver cómo crece el ahorro; o
  • Una cuenta de ahorros a su nombre, con permisos especiales (como usar la tarjeta en un cajero bajo supervisión de sus padres o abrir el extracto).

Como ves, la enseñanza más importante será tu coherencia. Si eres claro y firme lograrás cultivar las habilidades ejecutivas y financieras en tus hijos.

  • Empezar proyectos, mantener el entusiasmo y llegar a las metas;
  • Disfrutar el proceso de ahorrar;
  • Ser flexibles;
  • Negociar;
  • Comprar; y

Renunciar a algo por un bien mayor.



¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!