Cómo proteger tus medios de pagos en internet

A medida que crece la popularidad del comercio electrónico, cada vez más bancos y aplicaciones de identidad financiera permiten realizar...

A medida que crece la popularidad del comercio electrónico, cada vez más bancos y aplicaciones de identidad financiera permiten realizar diversas transacciones y pagos en línea a través de sus páginas web; pero tienes que proteger tus medios de pagos en internet.

Además, cada vez son más las empresas que se suben al carro del comercio electrónico, permitiendo a sus clientes realizar compras de forma más rápida y sencilla. En esta situación, es fundamental aplicar las salvaguardias adecuadas para proteger nuestra información personal, por lo que te diremos cómo proteger tus medios de pago en Internet.

Utiliza una red WiFi privada

O dispón de medidas de navegación segura cuando realices transacciones virtuales para cifrar los datos utilizados en ese momento. Las redes WiFi abiertas suelen carecer de medidas de seguridad, lo que te expone a mayores peligros cibernéticos.

Evita utilizar equipos de terceros para realizar transacciones en línea

Ya que corres el peligro de que sean intervenidos físicamente para robar datos o información. Incluso si no cierras la sesión, tu información puede quedar expuesta o almacenada en el historial de navegación de dichos dispositivos.

Escribe la URL

Si deseas acceder en línea al sitio web de su entidad financiera, escribe la URL del sitio al que desea acceder en la barra de direcciones de tu navegador. No utilices nunca enlaces externos y comprueba siempre la ortografía.

Verifica que la URL que aparece en el campo del navegador es la que se desea introducir. Asegúrate de que la conexión es segura, que la información viaja encriptada, es decir, en todos los sitios donde sea posible realizar transacciones monetarias (ya sean transferencias, cobros, pagos o ventas en línea), la URL debe empezar por: https://.

Préstamo con garantía hipotecaria Perú

Usa contraseñas seguras

Es fundamental utilizar contraseñas seguras al realizar transacciones en línea. Las contraseñas son la primera línea de defensa contra el acceso no deseado al ordenador; cuanto más segura sea la contraseña, más seguros estarán tu ordenador y tus datos.

Cierra tus sesiones

Mientras finalizas una transacción, nunca debes dejar la sesión abierta cuando abandones el ordenador. Cierre la sesión del computador una vez que hayas terminado, del mismo modo que no dejaría la tarjeta del cajero dentro ni las contraseñas marcadas.

Vigila los protocolos de seguridad

A la hora de realizar una transacción o pago, elige una pasarela de pago segura que incluya todos los protocolos de seguridad para confirmar o autenticar pagos, transferencias e incluso cobros en efectivo de forma fácil y fiable. Además, asegúrate de que este respaldada por una entidad reconocida.

Usa webs seguras

Desconfía de los sitios web potencialmente poco fiables. Evita comprar en tiendas que tengan sitios web registrados con proveedores de alojamiento gratuitos.

Obtén más información sobre el sitio web

Si tiene dudas sobre el sitio web de una tienda, utilice un servicio de IP “WhoIs” para obtener más información sobre el dominio, como cuánto tiempo lleva en uso y quién es su propietario. Examine el periodo para el que se compró el dominio.

Usa un antimalware

Una solución antimalware potente puede protegerte de virus informáticos, gusanos, troyanos y otras amenazas. Algunos programas antimalware también incluyen tecnologías exclusivas que proporcionan capas adicionales de seguridad al utilizar sitios web de banca electrónica y comercio minorista.

En Rebaja Tus Cuentas contamos con la máxima seguridad al mismo tiempo que te garantizamos préstamos con garantía hipotecaria para que consolides esas deudas que tienes pendiente.

Los comentarios están cerrados.