Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

Cómo se maneja el crédito hipotecario en caso de divorcio

Cuando ocurre una separación en una familia bajo bienes gananciales, no solo se deben distribuirse los ganados en sociedad, sino también las correspondientes deudas. En este artículo te aclaro cómo se maneja el crédito hipotecario en caso de divorcio.

Tipos de regímenes económicos en el matrimonio

PUEDES VER: LAS MEJORES PROPUESTAS DEL 2022 PARA LA COMPRA DE DEUDA HIPOTECARIA

La forma cómo se maneja un crédito hipotecario en caso de divorcio depende del régimen matrimonial empleado por la pareja contrayente, ya que el mismo determina y demarca los intereses económicos y pecuniarios que gobierna el matrimonio.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

En el Perú hay solo dos regímenes matrimoniales:

  • Régimen de Sociedad de Gananciales, en el que los bienes, rentas y deudas obtenidas durante el matrimonio pertenecen a los cónyuges en partes iguales. También lo hace la utilidad que generan los bienes adquiridos por los integrantes antes del matrimonio.
  • Régimen de Separación de Patrimonios, en el que los bienes, rentas y deudas obtenidas durante el matrimonio pertenecen al cónyuge que los adquiere.

A menos que se especifique contractualmente, los matrimonios efectuados en la República del Perú son por defecto bajo régimen de sociedad de gananciales.

PUEDES VER: ¿CASARSE CON BIENES SEPARADOS O MANCOMUNADOS?

Cómo se maneja el crédito hipotecario en caso de divorcio

En el caso de régimen de separación de patrimonios, la culminación de la sociedad matrimonial no afecta al crédito hipotecario. Simplemente, el correspondiente cónyuge mantiene su obligación de pago.

Ahora bien, en el caso de régimen de sociedad de gananciales, donde tanto el bien inmueble como la respectiva deuda pertenecen a ambos conyugues, sí se afecta el crédito hipotecario.  Y es que al culminar la sociedad matrimonial debe liquidarse la correspondiente sociedad de gananciales.

Las opciones disponibles en este caso son:

  • Liquidar la vivienda, usar parte del capital obtenido para cancelar la deuda, y repartir el resto en partes iguales.
  • Cancelar la deuda usando para ello los dividendos de la sociedad de gananciales o los bienes individuales. De esta forma, conservarán la propiedad compartida sobre el bien inmueble que originó el crédito.
  • Uno de los conyugues puede optar por una compra de deuda, lo que le permitirá mantener el crédito hipotecario de forma individual librando de responsabilidad sobre el mismo a su pareja.

Particularmente recomiendo que en el caso que uno de los cónyuges posea la capacidad para sustentar un crédito hipotecario por sí solo, acuda a una compra de deuda. Incluso, es posible que así obtenga mejores condiciones crediticias que las del crédito original.

En Rebajatuscuentas.com obtendrás el mejor préstamo con garantía hipotecaria. Con plazos de hasta 120 meses y baja tasa de interés, ¡Sin importar estar en Infocorp! Más información, AQUÍ.

Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *