Atención Lunes a Viernes 9:00 - 18:00
1-709-7730
Soporte
Ingresar
Tarjeta de crédito Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Cómo unificar mis deudas?

por | 03 Dec 2018 | RebajaTusCuentas.com



Unificar las deudas en un solo crédito es una de las mejores soluciones para salir de deudas y reorganizar tus finanzas personales.

Te ha pasado que, de pronto, un día, ¿te das cuenta de que estás lleno de deudas? Necesitas una solución: unificar tus deudas es una excelente alternativa. Voy a explicarlo todo con este caso, el de Álvaro M.

Álvaro tenía estos créditos:

  1. Un préstamo hipotecario, y le faltaban muchos años para terminar.
  2. Un crédito de libre inversión con el que había pagado los estudios del máster.
  3. Tres tarjetas de crédito.
  4. Un crédito Ripley.
  5. Un préstamo familiar, con el que estaba incumpliendo.

Me mostró los extractos y estados de cuenta, y fácilmente vimos el panorama. Las deudas implicaban intereses.  Y estos no eran siempre los mismos. La tasa dependía de qué producto era, quién lo prestaba, cuánto dinero y hasta cuándo. Le expliqué a Álvaro que:

Hay unas deudas, como las hipotecarias, que tienen unos montos muy altos y tasas más bajas que otros productos financieros. Una de las razones para estimar la tasa es que el riesgo es bajo, porque la propiedad respalda la deuda.

Los créditos de libre disponibilidad o de consumo se utilizan como un medio para lograr algo mejor para el futuro: comprar maquinaria y equipos o pagar educación, como en el caso de Álvaro. Las tasas son más altas que el hipotecario porque los montos y plazos son menores que los hipotecarios y, esto es muy importante, el riesgo se considera alto para la entidad financiera.

Con frecuencia recibimos llamadas felicitándonos por nuestro manejo de la tarjeta de crédito con la oferta de que nos han pre-aprobado un préstamo que puedes utilizar en lo que quieras. Los trámites son simples y debes decidir en horas o en días si quieres tomar esta gran oportunidad. La pregunta que debes hacer en estos casos es, ¿qué tasa tiene el crédito? Algunos no son tan buen negocio como crees.

Las tarjetas de crédito son muy costosas. Muy cómodas, claro. Además, dan puntos y millas y regalos. Pero pagas las tasas más altas de todos los productos financieros ofrecidos por las entidades legales. Son montos pequeños, plazos hasta dos años, con altísimos intereses. Si te fijas en los estados de cuentas de tus tarjetas, verás que tus compras no tienen siempre la misma tasa. Depende de lo que compres con ellas, de quién es la tarjeta (banco o almacén) y de la marca que respalda (MasterCard o Visa, por ejemplo).

Préstamos de familiares y amigos pueden ser más “baratos” en términos económicos pero muy costosos en términos de relaciones. Ya sabes, a veces, estos negocios terminan mal. Álvaro estaba muy preocupado con este tema.

Por suerte, Álvaro tenía alternativas. Estas fueron las que estudiamos.

  1. Un traslado de crédito hipotecario. Era muy claro que la tasa que Álvaro estaba pagando por su préstamo hipotecario era más alta que la tasa promedio actual en el mercado. ¡Él no se había dado cuenta que estaba pagando más dinero por su casa! Trasladar el crédito a otro banco implicaría unos gastos, claro, pero también un ahorro importante. Pagaría menos intereses.
  2. Consolidación hipotecaria: Era posible que Álvaro obtuviera un crédito hipotecario por más valor de lo que realmente debía por su casa. Ese valor extra lo podía utilizar para pagar las otras deudas. Beneficio: mejores condiciones en el crédito hipotecario y dinero para pagar todo lo que debía, ahorrando mucho dinero en intereses.
  3. Tarjeta de crédito paralela o crédito paralelo: Esta modalidad viene creciendo a pasos de gigante desde hace unos cuantos meses en nuestro país. Consiste en pedirle a un banco un crédito paralelo a las tarjetas de crédito; es decir, un valor igual al cupo que ya tienes aprobado. El banco te entregará una nueva tarjeta de crédito y pagará por ti las deudas que tienes con las otras tarjetas. Ese crédito es más barato que el interés que pagas en las tarjetas. Bueno, por lo menos eso debes verificar si vas a pedir uno.
  4. Crédito con garantía hipotecaria: esta alternativa es buena, muy buena, si debes una gran cantidad de dinero y tienes una propiedad que puedas ofrecer como garantía. Los créditos con garantía hipotecaria son económicos, porque el riesgo es relativamente bajo para quien presta el dinero.

Álvaro entendió rápidamente las soluciones y nos solicitó tramitar una consolidación de sus deudas. Lo que más me alegró es que pudo pagar el préstamo de su familia.

¿Quieres conocer cuál es tu mejor alternativa para unificar tus deudas en una sola?

Pide asesoría ya.

 

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!