Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

Diferencias entre refinanciación y reprogramación

Como imaginarás, para poder definir qué diferencias entre refinanciación y reprogramación existen hay que conocer con exactitud de que trata cada uno. Verás cómo al hablar sobre cada término queda en evidencia porque no son lo mismo; desde su planteamiento hasta que implica su uso.

En vista de que hay situaciones personales imprevistas que ocurren a nivel financiero; te explicamos acerca de cada uno de estos términos: cuándo aplican, qué significa su uso y más para que sepas cuándo recurrir a ellos.

ACCEDE A UNA COMPRA DE DEUDA TENIENDO INGRESOS MIXTOS

Primero, vamos a definir cada una

Comencemos por la refinanciación de deuda, la cual es una opción que le ofrece la entidad financiera al cliente cuando ha caído en una situación de impago, por lo que presenta para el momento una calificación negativa.

Consolida tus deudas con garantía hipotecaria en 4 pasos

Como cliente puedes solicitar la refinanciación (cuando se manifiesta no poder cumplir lo estipulado inicialmente) o incluso puede ser ofrecida directamente por el banco; sea un caso u otro, siempre se debe tomar la decisión de forma bilateral.

Ahora, ¿Qué implica la aplicación de esta alternativa? La entidad financiera se encarga de diseñar un calendario de pago nuevo, además, se ajustan las condiciones e intereses de tal manera que el deudor logre cumplir con las obligaciones.

Quedando claro el concepto anterior, es momento de definir la reprogramación de deudas, la cual por su nombre puede dar alusión de que es lo mismo.

Entonces, la reprogramación de deudas es una negociación que se lleva entre la entidad bancaria y el cliente con la finalidad de prolongar el plazo mensual de la cuota del mes a pagar. Esto pude aplicarse por la solicitud realizada por el deudor al considerar que su situación financiera en la actualidad es poco favorecedora.

De esa manera, la reprogramación de deudas es una especie de ayuda que se le otorga al cliente para que no caiga en deudas y se afecte su calificación, aunque se siguen manteniendo por lo general las condiciones de pago estipuladas en el contrato.

ENTENDIENDO EL CRONOGRAMA DE PAGOS DE UN CRÉDITO HIPOTECARIO

Entonces, ¿qué diferencias pueden encontrarse?

Ya definimos que es cada una, por lo que es momento de resaltar las diferencias entre refinanciación y reprogramación. Aunque, a pesar de que con solo leer sus conceptos ya puedes tener una buena idea de algunas de ellas, vamos a repasarlas una a una:

  • La primera diferencia que se evidencia es el cuándo aplica cada una. La reprogramación se plantea previo a que llegue la fecha límite de la cuota mensual; mientras que la refinanciación se da cuando ya hay retraso en el pago.
  • La calificación es otro punto a considerar, en la refinanciación ya es negativa y en la reprogramación se evita la misma permaneciendo positiva.
  • En cuanto las condiciones contractuales vigentes, solo se modifican en la refinanciación.
  • No habrá reportes negativos con la reprogramación en las centrales de riesgo.

Ahora que conoces las diferencias entre refinanciación y reprogramación sabes qué alternativas tienes; y así obtener mayor tranquilidad al solicitar un préstamo con garantía hipotecaria para compra de deuda en Rebaja Tus Cuentas.

Préstamos hipotecarios en línea

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *