Atención Lunes a Viernes 9:00 - 18:00
1-709-7730
Soporte
Ingresar
Tarjeta de crédito Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Llevas años pagando intereses? Te contamos cómo salir de deudas.

por | 05 Dec 2018 | Cómo ahorrar dinero



A veces, quisiéramos no tener deudas. Sentimos que destinamos todo lo que ganamos a pagar créditos y pensamos que sería genial disponer de recursos para otros gastos. ¿Cómo salir de deudas?

Conozco personas que solo compran en efectivo. Ahorran y ahorran hasta llegar a la meta y darse el gusto de no deber nada. Siempre me han parecido un tanto exagerados. También, tengo amigos que todo lo pagan a crédito y, la verdad, siempre me pregunto, ¿cómo pagan todas sus deudas?

A mí, personalmente, me abruma deber mucho dinero. ¿La razón? Alguna vez en mi vida me excedí un poco en gastos. Fue una buena lección. Te cuento las cosas que aprendí sobre cómo salir de deudas:

  1. El primer paso es un tanto obvio, pero absolutamente necesario. Se trata de preguntarse cómo estás manejando tus finanzas personales. Cuestionarse, tener conciencia de cuánto de tus ingresos lo estás destinando a cubrir deudas, es el primer paso para terminar con la avalancha de intereses. Algunos expertos opinan que no deberías destinar más del 30% de tus ingresos a cubrir préstamos y tarjetas de crédito. 
  2. El segundo paso es organizar las deudas que ya tienes. Hay dos formas. La primera, llamada bola de nieve, consiste en ordenar las deudas de acuerdo con el monto: la más pequeña hasta la más grande. La idea es que puedas pagar la más pequeña lo más pronto posible; para seguir con la segunda y la tercera; hasta terminar con la más grande. Salir de las deudas pequeñas te permitirá tener más dinero, que podrás utilizar para abonar al capital de las deudas más grandes. La segunda forma es: organizar las deudas de acuerdo con las tasas de interés que estás pagando. Esta te revelará una realidad espeluznante: puedes estar pagando intereses de más del 100%. La idea es darle prioridad al pago de las deudas más costosas. 
  3. Una manera clásica de salir de deudas es medir el uso de las tarjetas de crédito por un tiempo. Las tarjetas no son una extensión de los ingresos, son un crédito y de los más caros que existen en el mercado. Si, por ejemplo, todavía acostumbras a pedirle a tu tarjeta dinero en efectivo, estás haciendo un pésimo negocio. Estás pagando muy caro ese préstamo y pagar caro es disminuir tus recursos. 
  4. Un traslado hipotecario es, por regla general, una muy buena opción para mejorar las condiciones de tu crédito hipotecario: una tasa más favorable equivale a una cuota más cómoda de pagar. 
  5. Unificar todas las deudas en una sola es una gran solución. Mira los beneficios de considerar esta opción: Uno, disminuyes el costo financiero pues, normalmente, los créditos te ofrecen tasas más bajas a las tarjetas de crédito; dos, bajas el costo de administrar varios créditos; es decir, en lugar de pagar el cargo por manejo de varias tarjetas y las comisiones de varios créditos, pasas a pagar solo uno; tres, bajas la presión, pues ya se trata de cumplir un solo compromiso en una fecha y no varios en muchas fechas al mes. 
  6. Para salir de deudas, asegúrate de no incumplir con ningún pago. No querrás estar reportado ante ninguna central de riesgo para pedir un crédito paralelo que te ayude a pagar tus tarjetas de crédito. 
  7. Antes de volver a pedir un préstamo para pagar la cuota de otro, mira tus gastos y haz un par de sacrificios. Más créditos es igual a más intereses y más intereses es igual a menos dinero en tu bolsillo. 
  8. El último paso es crear un presupuesto real de ingresos y gastos, en el cual vas a tener esta consigna: gastar menos de lo que ganas. Esa es la ruta de los que saben manejar el dinero, la ruta de los millonarios.

Como ves, la forma de pagar las deudas se reduce a tres variables: disminuir los intereses que pagas por tus deudas, abonar al capital de tus deudas para cada vez pagar menos intereses y gastar menos.

 

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!