Aprende sobre Educación Financiera

¿Por dónde empezar a pagar deudas?

Pagar deudas es algo que nos atañe a todas las personas, ya que en el mundo actual las deudas no son algo negativo, si se les emplea como forma de financiamiento para avanzar en la consecución de nuestros objetivos como, por ejemplo, comprar una vivienda a través de un crédito hipotecario u obtener el financiamiento necesario para iniciar un emprendimiento o negocio propio.

Una de las opciones más utilizadas actualmente para este tipo de financiamiento es el préstamo con garantía hipotecaria, que permite obtener el dinero que se necesita para desarrollar cualquier proyecto colocando una propiedad como garantía hipotecaria, el monto del préstamo, así como los intereses que genera se cancelan en cuotas mensuales.

No obstante, en ciertas ocasiones no se tiene en cuenta el punto máximo de endeudamiento al que se puede llegar y las deudas comienzan a acumularse. Surge entonces la interrogante ¿por dónde empezar a pagar deudas? Se trata de establecer prioridades que nos permitan buscar opciones efectivas para pagar los compromisos económicos que se han adquirido.

Liquidez de libre uso con garantia hipotecaria

Conocer detalladamente todas nuestras deudas

Para pagar deudas de manera eficiente es necesario hacer una lista de ellas. Se debe incluir el monto del pago mensual (capital + intereses), así como su categoría; es decir, si se le considera buena o mala; se consideran como deudas buenas aquellas que se contraen para aumentar nuestra posición financiera, educación, compra de vivienda, iniciar un negocio, etc.; tienen plazos establecidos y tasas de interés asequibles.

Mientras que una deuda se considera como mala cuando se usa para financiar gastos superfluos o créditos de consumo. Los especialistas aconsejan limitar este tipo de deudas y tratar de deshacerse de ellas primero.

Organizar un plan de pagos

Una vez conocemos al detalle todas las cuentas y tenemos su caracterización, se puede avanzar en el diseño de un plan de pagos que sea realista y cumplible, que permita establecer cuáles son las deudas prioritarias a cancelar y que además nos permita ir librando las tarjetas de crédito de los compromisos que generan más intereses.

Este plan puede contemplar opciones de unificación de deudas para mudar la mayor cantidad posible a un solo banco que nos ofrezca mejores condiciones o tasas más beneficiosas, así como explorar opciones como la de un préstamo con garantía hipotecaria para cancelar algunas deudas de importancia.



Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.