Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

¿Qué significa que capital de trabajo negativo?

Con solo leer “capital de trabajo negativo” más de un empresario se preocupa y es comprensible; ya que al tener una empresa queremos que sea exitosa y su estado financiero sea óptimo. Lamentablemente, no siempre es así; por eso es bueno contar con elementos como el antes mencionado que te orienta sobre cómo opera y marcha tu negocio, pero ¿será necesariamente malo que sea negativo?

Comprendiendo el capital de trabajo

Primero, vamos a recordar qué es la capital de trabajo, en pocas palabras es lo que una empresa posee en la actualidad para financiar determinadas necesidades operativas y las obligaciones existentes dentro de la misma.

CONSIGUE CAPITAL DE TRABAJO A PESAR DE ESTAR REPORTADO EN INFOCORP

Las empresas tienen el deber de cubrir diversas cuentas en plazos cortos; como puede ser pago a los empleados, insumos, reposición de activos, entre otros, que son esenciales para continuar operando sin problemas.

Préstamos hipotecarios en línea

Por supuesto, esto implica el necesitar recursos líquidos que sean en efectivo o que puedan transformarse en ello. En vista de estas condiciones las deudas próximas a veces no se consideran dentro del capital de trabajo; por lo que su cálculo neto se basa en el activo corriente y el pasivo corriente.

Al realizar este cálculo los resultados son variantes, puedes determinar si se trata de un capital de trabajo negativo, positivo o cero. Independientemente de cual sea, puede influir en las finanzas empresariales de maneras muy distintas.

Por ese mismo hecho, se suele tomar en consideración el capital de trabajo para determinar cómo ha sido la administración de la empresa respecto a sus responsabilidades financieras a corto plazo.

Capital de trabajo negativo y su efecto en la empresa

Este tipo de capital de trabajo se enfoca en la diferencia existente entre los activos y pasivos corrientes de la empresa. El cual, puede presentarte en diversos escenarios, uno de estos es cuando los pasivos corrientes superan a los activos corrientes.

En las empresas que llega a efectuarse un pago considerable de efectivo o donde una buena porción de créditos es destinada a pagar cuentas; también se puede reflejar un capital de trabajo negativo.

Como sucede con el capital de trabajo en general, el negativo tiene una relación estrecha con el estado actual de la empresa. El cual se obtiene mediante un cálculo como se ha indicado antes; donde un resultado cuyo índice sea inferior a 1, implicaría que los activos han sido superados por los pasivos.

¿CÓMO GESTIONAR UN CAPITAL DE TRABAJO?

Si bien se puede considerar como una situación preocupante debido al propio nombre “capital de trabajo negativo”; no tiene por qué ser señal de alarma necesariamente, ya que esto dependerá de su duración; veamos dos variables:

  • Temporal: cuando solo se ha presentado por un evento puntual y no se ha extendido en el tiempo. Por ejemplo, al efectuarse un desembolso de efectivo considerable o al adquirir una gran cantidad de productos. Por lo tanto, se podría decir que es un suceso “normal” que no debe generar preocupación.
  • Prolongado: si se ha presentado por un tiempo muy extenso pasa a convertirse en un motivo de alarma en la empresa. En este tipo de casos, se suele ver una gran dependencia hacia préstamos y semejantes para lograr sobrevivir mes a mes.

Sin embargo, más allá de entrar en crisis al conocer el estado de tu capital de trabajo; puedes verlo como una oportunidad para saber tu estado actual y determinar qué hacer a continuación.

Cero o positivo

Claramente no existe solo el negativo, debido a que pueden presentarse dos resultados más:

  • Capital de trabajo cero: por curioso que suene, es cuando no hay capital de trabajo. Son aquellos casos en que los activos y pasivos corrientes tienen una cantidad idéntica.  Un caso que puede generar este resultado es cuando los activos se encuentran financiados en su totalidad por los pasivos.
  • Capital de trabajo positivo: es lo contrario al negativo, es decir, cuando los activos son mayores que los pasivos corrientes; el positivo es reflejo de la fortaleza de la empresa a nivel financiero. Pero ten en cuenta que tener demasiado a causa de acciones poco favorecedoras como conservar inventarios no vendidos, es negativo.

Si te sientes preocupado por tu capital de trabajo negativo o requieres un apoyo para el avance de tu empresa; puedes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria para capital de trabajo en Rebaja Tus Cuentas.

Consolida tus deudas con garantía hipotecaria en 4 pasos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *