Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

por | 18 Oct 2018 | Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria



¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Si quieres pagar todas tus deudas y quedarte con una sola, tienes una buena opción: ofrecer tu casa como garantía hipotecaria para obtener un préstamo de libre disponibilidad. Te contamos a continuación qué son los préstamos con garantía hipotecaria.

¿Cuándo podemos beneficiarnos de un préstamo con garantía hipotecaria?

Seguro tú conoces a alguien que tiene muchas deudas. No sé si tantas como María Helena. Ella había adquirido muchos productos y servicios y los pagaba en cuotas o con las tarjetas de crédito. Debía el carro, el televisor gigante, el tratamiento odontológico, un viaje que hará al final del año, la fiesta de su hijo pequeño, las matrículas y un montón de antojos de ropa y accesorios. Tenía claro que esa era la forma de conseguir las cosas: endeudándose. Cada vez que recibía su sueldo, María Helena distribuía el dinero en sobres marcados con cada deuda. No siempre le alcanza para cubrir todos los compromisos.

Hace poco me dijo que ella estaba feliz con lo que ha logrado con su trabajo. Y, también, que estaba cansada de los sobres. Sobre todo, porque, de su sueldo, realmente le quedaba muy poco.

Le pedí estudiar su caso. Supuse que María Helena debía estar pagando una buena suma de dinero en intereses y podría encontrar una alternativa mejor para ella.

La situación

María Helena me envió los extractos de las tarjetas, los cronogramas de las deudas del carro y el odontólogo y la relación de las otras deudas con el detalle de la financiación.

En efecto. Ella estaba pagando altos intereses. El televisor, por ejemplo, lo compró en una promoción. Como no disponía de dinero en efectivo en ese momento, autorizó diferir la compra a 24 meses. Con los intereses de esa compra se hubiera comprado otro televisor, más grande.

Hice la cuenta del dinero que estaba pagando en intereses y la llamé.

—Te tengo una buena noticia —le dije —. Si tomaras un préstamo de libre uso con un banco y pagaras con ese dinero todas tus deudas, volverías a disponer de efectivo.

—¿En serio? ¿Cuánto?

—Al menos mil trescientos soles.

Sentí que se iba a desmayar.

Podría ser más si el crédito estuviera respaldado en una hipoteca sobre tu casa.

Sobre los préstamos con garantía hipotecaria

Le expliqué que algunos bancos manejan un crédito llamado “préstamo con garantía hipotecaria”. El dinero puede utilizarse en lo que quieras: viajes, estudios, inversiones, carros o pago de deudas. Lo importante es que, por ofrecer un bien inmueble como garantía, la tasa es muy interesante. Por eso, para María Helena era un mejor negocio adquirir un crédito para pagar todas las deudas, hipotecando su casa.

Este producto tiene muchos nombres en el mercado: préstamo personal con garantía hipotecaria, crédito de libre disponibilidad con garantía hipotecaria, crédito con garantía hipotecaria. Como ves, es diferente al crédito que conocemos para comprar un inmueble (en ese caso se solicita el dinero para la compra de la vivienda). Así mismo, en cada entidad encontrarás diferencias en el diseño de los productos: algunas ofrecen plazos hasta de cinco años, otras hasta de 15 años. Algunas prestan hasta US$100.000, otras, hasta US$600.000.

Hay un plan perfecto para tu perfil de cliente

Lo importante en este negocio es que el valor de la propiedad sí respalde el valor del crédito. Y, algo muy importante, que la casa esté a tu nombre, es decir, deudor y propietario deben ser la misma persona. El inmueble debe tener declaratoria de fábrica, estar independizado y escriturado ante Registro Público – este requisito es muy similar a cuando se pide un traslado de crédito hipotecario. El banco exigirá hipoteca en primer grado a su favor.

La solicitud se acompaña con la información sobre los ingresos y los documentos de la casa, entre otros. El banco hará estas evaluaciones:

    • Estudio de la viabilidad del crédito: tu capacidad de pago de acuerdo con los ingresos.
      • Estudio de títulos: Revisará que el bien pueda ser hipotecado (no tiene otras hipotecas ni demandas u otras restricciones y los impuestos están al día);
    • Tasación: Contratará los servicios de un especialista para determinar el valor comercial del inmueble.

Cuando te aprueben el préstamo, te pedirán los seguros:

      • Seguro todo riesgo: si a la casa le pasa algo, el seguro responde.
    • Seguro de desgravamen: es equivalente a un seguro de vida. La deuda será cancelada por la aseguradora al banco.

El negocio de María Helena fue aprobado (con algo de dificultad, pero lo logramos). Ayer me pidió una asesoría para sus compañeros de trabajo sobre manejo de las compras a crédito. Está segura que varios podrían beneficiarse con un préstamo con garantía hipotecaria.

Nueva llamada a la acción


Nueva llamada a la acción


¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!