Atención Lunes a Viernes 9:00 - 18:00
1-709-7730
Soporte
Ingresar
Préstamo personal Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

Ventajas de pagar un crédito hipotecario con “cuotas dobles”

por | 04 Jan 2019 | Créditos Hipotecarios



Al calcular un crédito hipotecario, es normal que la entidad financiera asuma que incluirás las gratificaciones de fiestas patronales. ¿Deberías aceptar?

Tengo una amiga que lleva un par de años soñando con volver a disponer del dinero de las gratificaciones para “darse gusto”. Siempre hace una lista de las cosas que compraría, y esto es lo que me molesta, siempre es la misma lista. Ayer, le dije:

-Entonces, ¿por qué no renegocias tu crédito a solo cuotas simples?

Me miró asombrada. En ese momento, supuse que le había dado una gran idea. Pero, para mi sorpresa, dijo:

-Es increíble que me des ese consejo. ¡Las cuotas dobles son un buen negocio!

Por su puesto que lo sé. Prometo nunca jamás volver a jugar con el tema.

Las cuotas dobles

En El Perú, los empleados (categoría 5) tenemos el privilegio de recibir las gratificaciones de fiestas patronales en los meses de julio y diciembre.

En esos meses, muchos empleados pagan cuotas dobles; es decir, el doble de la cuota normal en sus créditos hipotecario.

No es obligatorio. Es opcional. Pero es un buen negocio.

Las cuotas dobles permiten disminuir el valor de la deuda. Al reducir el saldo, se pagan menos intereses. Y, al pagar menos intereses, el valor total del crédito es menor.

Es por eso que, por lo general, los bancos presentan a sus clientes los cálculos de los créditos incluyendo las cuotas dobles.

¿Exclusivo para empleados?

Para los trabajadores independientes la situación es diferente. Como no obtienen el derecho de las gratificaciones por ley, los bancos no asumen que van a pagar cuotas dobles.

Pero, si ahorras o si dispones de recursos en los meses de julio y diciembre, valdría la pena invertirlos en el crédito hipotecario. De hecho, utilizar recursos disponibles para pagar deudas siempre será más rentable que tener el dinero en una cuenta bancaria, un depósito a término o una fiducia.

¿Por qué? Los intereses de los créditos son superiores a las tasas que pagan los bancos por los ahorros.

La forma de abonar al crédito para disminuir el saldo de la deuda es esta: al entregar el dinero, informa que deseas realizar un “pago anticipado”. Verifica que tu deseo es abonar a capital, amortizar la deuda. La cuota extra que estás dando debe ser igual o superior a la cuota simple, la de cada mes. En ese momento, la entidad financiera deberá recalcular el crédito, pues has alterado el saldo y, por lo tanto, los intereses sobre la deuda.

Si no indicas claramente tu deseo, el banco entenderá que “adelantaste unas cuotas”; es decir, no se afectó el capital, tan solo se movió el tiempo final del crédito un par de meses. En ese caso, no se logra un efecto en la disminución de los intereses.

En general, deberías por norma tratar de pagar los créditos hipotecarios en el menor tiempo posible, realizando pagos anticipados. Claro, siempre y cuando estés seguro de que la tasa que tienes es la mejor del mercado. La ventaja es que siempre puedes mejorar las condiciones de tus créditos hipotecarios.

Nueva llamada a la acción
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!