Aprende sobre Educación Financiera

Ventajas y desventajas de rentar antes de comprar

Antes de adquirir una vivienda propia una oportunidad de contar con un espacio independiente es rentar un departamento. Pero, alquilar una vivienda puede generar grandes gastos económicos que pueden ahorrarse para la cuota inicial y comprar.

Ventajas de rentar

Sin duda rentar un departamento es más sencillo que comprarlo, ya que los trámites son mínimos. Casi siempre, se trata de llenar una solicitud, entregar constancia de trabajo y firmar el contrato de renta. También, cancelar un depósito que oscila entre uno y tres meses de renta. Concretar el alquiler es muy sencillo y se mudarse siempre es una opción viable al terminar el contrato.

Las cuotas de los alquileres son más bajas que las de un préstamo para comprar casa. Los departamentos para alquilar pueden estar en buenas zonas y a un menor costo, al ahorrarse el mantenimiento y reparaciones. En algunos contratos de alquiler los servicios como agua, energía eléctrica, internet y otros están incluidos en la cuota mensual.

Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Desventajas

El pago de la cuota del arriendo siempre es un gasto nunca es una inversión. Al comprar hay deuda e hipoteca pero se va cancelando mensualmente y puede hacerse un traslado hipotecario. En una vivienda propia el dueño decide cuánto tiempo vivir en ella, pero en una alquilada lo decide el arrendatario. La renovación del contrato de alquiler casi siempre trae aumento de las cuotas de la renta.

Las viviendas que se compran con un préstamo hipotecario generan referencias bancarias muy positivas, mientras que el arriendo no tanto. En una casa propia se pueden hacer reformas para adaptarla a las necesidades familiares. Pero, en una arrendada no es permitido y en caso de hacerlo es difícil recuperar el dinero invertido.

Una vivienda propia permite que una familia conserve un patrimonio por varias generaciones. Las casas constituyen un bien que puede venderse para mejorar las condiciones de vida. Rentar es una muy buena opción temporal, aunque para muchos constituye tener vivienda sin tantos gastos y compromisos hipotecarios.

Tanto comprar vivienda como alquilarla, tienen pros y contras, la decisión depende del estilo de vida del interesado. Unos quieren invertir y planificar un futuro más seguro, otros se plantean tener una vida más despreocupada, sin deudas.



Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *