Aprende sobre Educación Financiera

Lo que no se debe hacer al momento de salir de deudas

Cuando las deudas agobian, surge una desesperación que puede nublar la mente, haciéndote tomar acciones poco inteligente. Para que ello no te ocurra, a continuación te indico lo que no se debe hacer al momento de salir de deudas

Errores que debes sortear al momento de salir de deudas

1.- Retirar sus ahorros

Por más tentador que parezca, emplear tus ahorros para salir de las deudas puede ser una muy mala idea, que puede colocarte en una situación aún más precaria. No olvides que tus ahorros son el capital con el que puedes enfrentar las emergencias y los gastos imprevistos.

Incluso, si la situación es apremiante y te vez en la obligación de apelar a tus ahorros, debes dejar en reserva el equivalente a 6 meses de tus gastos mensuales ordinarios. Con ello, dispondrás de un fondo de reserva para afrontar cualquier circunstancia sobrevenida.

Préstamos hipotecarios en línea

2.- Retirar tus inversiones

Si bien ante una deuda es lógico que desaceleres o incluso detengas tu plan de inversión, es mala idea que liquides tus inversiones actuales para cancelar tus deudas. Recuerda que las inversiones te dan seguridad para mejorar tus condiciones de vidas y las de tus familiares, a mediano y largo plazo.

3.- Emplear el dinero de tu fondo de jubilación

Si solicitas un adelanto de tu fondo de jubilación, estarás hipotecando tanto tu futuro como el de tus familiares. Ello obligará a que en tus años dorados debas depender económicamente de tus familiares, o tengas que tomar un trabajo para poder generar ingresos.

4.- Pedir prestado contra una póliza de seguro de vida

Si posees una póliza de vida que tiene valor en efectivo, evita la tentación de pedir prestado contra ella. Con esto solo lograrás contraer una nueva deuda, justo en el momento que estás teniendo problemas para pagar otra.

Por otra parte, en caso que incurras en el incumplimiento de su pago y lamentablemente ocurra tu muerte, estarás comprometiendo las finanzas de tus herederos. Estos deberán liquidar de su propio peculio, las deudas de hospitalización y los gastos funerarios que tu fallecimiento genera.

5.  Pedir prestado a amigos o familiares

Pedir prestado a amigos o familiares suele significar perder la relación y el cariño  que se mantiene con dicha persona. Siempre ten sus finanzas separadas de amigos y familiares, porque las deudas de dinero arruinan las relaciones.

6.- Acudir a un prestamista,  poniendo como garante tu vivienda

El peor error que puedes cometer al momento de salir de deudas, es colocar tu casa como garante, de un préstamo otorgado por un prestamista particular. Las razones son las siguientes:

  • El prestamista te ofrecerá una cantidad de dinero mucho menor que el valor comercial de tu vivienda. Este puede llegar a ser tan bajo como el 30% de dicho valor.
  • Los intereses por este tipo de préstamo suelen ser muy elevados, en comparación con los ofrecidos por las instituciones financieras.

¿Y entonces, que puedes hacer?

Tu mejor opción es acudir a una compra de deuda, operación que no solo te puede permitir afrontar la situación, sino generar mejores condiciones crediticias.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Los comentarios están cerrados.