Aprende sobre Educación Financiera

5 errores de finanzas personales más comunes

Que realices un manejo sano y prudente de tus finanzas personales es necesario para que puedas mejorar tu calidad de vida. Por ello, en este artículo te indico los cinco errores de finanzas personales más comunes, que debes evitar cometer.

Errores de finanzas personales más comunes que debes evitar

Hay cinco errores en la administración de tus finanzas que no debes cometer, los cuales son:

1.- Gastar el dinero por adelantado

No cuentes los pollos antes de nacer, reza un sabio refrán sudamericano, como indicando que los ingresos futuros son únicamente promesas. Así que siempre realiza tu presupuesto sin contar con los ingresos extraordinarios que sean inciertos, tales como recibir un bono del trabajo o el pago de una deuda que alguien mantiene contigo.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

2.- Vivir al borde de tu capacidad financiera

Debes ajustar tus gastos mensuales a tu correspondiente nivel de ingreso, de forma tal que siempre puedas ahorrar, para afrontar alguna emergencia o imprevisto. Quienes se afanan porque gastan todos sus ingresos, no se dan cuenta que ello no es sinónimo de buena administración, sino de una situación de riesgo financiero.

3.- No atenerse a un presupuesto

En todo momento debes saber qué cantidad de dinero dispones para los gastos, cuanto y en qué has gastado, cuánto debes y cuánto has ahorrado. Esto es solo posible si rigurosamente te riges por un presupuesto personal, realizado de forma sincera y honesta. Y llevas control del movimiento del dinero que haces en tu día a día.

Recuerda igualmente lo importante que resulta en tu presupuesto generar dinero para ahorrar, ya que tus ingresos y egresos no son siempre estables. Debes prepararte para situaciones inesperadas, creando una especie de fondo de ahorro, para afrontar imprevisto y emergencia.

4.- Olvidar los gastos recurrentes

Si bien la mayoría de las personas tienen en cuenta durante la planeación de su presupuesto  los principales gastos fijos (renta, colegiatura y servicios básicos), no consideran otros tipos de gastos recurrentes, como los relacionados al mantenimiento de los vehículos y la diversión. Estos igual deben sufragarse con los ingresos, y por ello, deben estar incluidos en el presupuesto.

5.- Mantener los gastos innecesarios

Si empleas parte de tus ingresos en actividades innecesarias, sobre todo en aquellas que no son productivas, estarás limitando tu capacidad de ahorro e inversión. Luego, debes eliminar este tipo de gasto, y direccionar dicho dinero a gastos que en realidad sean necesarios o productivos.

Préstamos con garantía hipotecaria para lo que necesites

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *