Aprende sobre Educación Financiera

Diferencia entre las tarjetas de crédito y débito

Conocer con claridad cuál es la diferencia entre las tarjetas de crédito y débito te librará de muchos inconvenientes. Así podrás evitar penalizaciones por parte de tu banco y la generación de deudas inesperadas.

Una tarjeta de crédito luce muy similar a una de débito y ambas son instrumentos que te permiten realizar un desembolso. Pero allí terminan las similitudes ya que, de hecho, se tratan de dos instrumentos de pago muy diferentes.

En las próximas líneas podrás observar las principales diferencias entre las tarjetas de crédito y débito.

ley tope a las tasas de interés

1-. Según la forma de pago

Cuando cancelas con tu tarjeta de débito, el monto es debitado de la cuenta bancaria que tienes asociada. Equivale a que si fueses al banco, retiraras dinero en efectivo de tu cuenta y luego, con este, cancelaras la compra.  El monto máximo de la adquisición con este instrumento está dado por la cantidad de fondos disponibles en tu cuenta.

En cambio, si usas como instrumento de pago una tarjeta de crédito, lo que ocurre es diferente. El banco te otorga de forma instantánea un crédito para que adquieras el bien o servicio de tu interés. Puedes verlo como que es la entidad bancaria quien paga al vendedor, usando un crédito que ella te otorga.  Esto bajo el compromiso que solventes dicho crédito más las tasa de interés, en un plazo de tiempo determinado.

Luego, al cancelar con una tarjeta de débito no generas deudas, pero consumes los fondos de tus cuentas bancarias. Con la tarjeta de crédito ocurre todo lo contrario: generas una deuda pero mantienes intactos dichos fondos.  Esta es quizás la principal diferencia que existe entre las tarjetas de crédito y débito.

2.- Según la posibilidad de financiación

Esta diferencia se deriva de lo antes expuesto, sólo con la tarjeta de crédito es posible financiar las compras. Es decir, cuando compras con una tarjeta de débito no obtienes financiación alguna, ya que usas tu propio dinero.

Comprender esta diferencia es importante si tienes entre tus planes solicitar algún tipo de financiamiento en el futuro. Si le das adecuado uso a tus tarjetas de crédito, cancelando a tiempo, te irás formando un buen historial crediticio. En cambio, el uso de la tarjeta de débito no forja historial de ese tipo.

3.- Según los costos de uso

Toda tarjeta de crédito te genera costos de uso, en forma de pago de intereses o comisiones por retiro de efectivo. E incluso, con algunas de ellas, hasta cuotas de mantenimiento o renovación anual. Todo ello hace que este instrumento de pago lo debas manejar con extremo cuidado, evitando caer en endeudamientos improductivos.

En cambio, una tarjeta de débito no te generará altos costos de uso, ya que no producirá intereses. Es posible que si debas pagar comisiones si retiras efectivo, en caso que uses un banco diferente al tuyo. Pero estas son generalmente extremadamente bajas.

 



  • Gana por referir a tus amigos
  • Reporte Infocorp Gratis

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.