Aprende sobre Educación Financiera

¿Me conviene comprar con tarjeta de crédito?

Definitivamente, comprar con tarjeta de crédito es una de las mejoras cosas que nos puede suceder como consumidores. Ahora, manejar sabiamente una tarjeta requiere de educación financiera. Te contamos todo.

No deberíamos olvidar la primera vez que pagamos con una tarjeta de crédito. Es, por alguna razón, diferente a pagar en efectivo o con la tarjeta débito. Tiene más emoción y te acredita como un buen cliente.  

Es genial usarla en un restaurante, cuando invitas por primera vez a tu pareja y no te importa el valor de la cuenta. Es muy cómodo pagar hoteles, tiquetes de viaje. Es lo máximo cuando vas a comprar un nuevo televisor.

Más de la mitad de los peruanos, el 58%, disfrutamos de una tarjeta de crédito. El 24%, tienen dos. El 10% tienen tres (datos a marzo de 2018). Algunos tienen problemas de pago. Tal vez, desconocieron las normas básicas del buen manejo de las tarjetas de crédito.

Para explicarte la norma, que es muy fácil, voy primero a decir lo que no debes hacer con tu tarjeta de crédito:

De acuerdo con los expertos, la tarjeta de crédito NO debe asumirse como una extensión de tus ingresos, como una dosis extra de ingresos. La realidad es que es un crédito. Si la usas para gastar más de tus ingresos, estás cometiendo un error.

¿Por qué?

Porque claramente si tus gastos son mayores a tus ingresos vas a dejar de pagarla. Y los intereses de mora son altos, lo que aumentará el problema.

Además, el ideal de la tarjeta es no utilizar el plazo máximo permitido, sino el mínimo. ¿Lo haces así? Ese es el secreto.

Qué hacer con una tarjeta de crédito

  • Es claro que puedes pagar casi cualquier cosa en muchas partes con una tarjeta de crédito. Muchas personas deciden pagar todas sus compras, incluso las más pequeñas, con la tarjeta para acumular millas, que luego utilizarán en sus viajes.
  • Pagar tiquetes aéreos: algunas franquicias ofrecen seguros médicos en el exterior o seguros de vida si pagas los tiquetes con su tarjeta. Es un beneficio.
  • Aprovechar una buena oportunidad de conseguir un electrodoméstico en oferta y no dispones del efectivo en ese momento.
  • Resolver una emergencia.
  • Llevar poco efectivo para mayor seguridad.

¿Cómo manejar bien la tarjeta?

Las tarjetas de crédito manejan altas tasas de interés. Cada banco o almacén tiene sus propias tasas, pero puedes calcular que son superiores al 22% anual (dato a 1 de noviembre de 2018) y que pueden ser superiores al 100%.

Por eso, su uso tiene que ser controlado. De lo contrario, te darás gusto y, al mismo, tiempo le quitarás mucho dinero a tu billetera.

  1. El primer secreto de un buen manejo de la tarjeta de crédito se llama “cuota”: el ideal es pagar todo a una cuota. Claro, sin excederse del presupuesto o de los ingresos. (Normalmente, si utilizamos solo una forma de pago, la tarjeta débito o la de crédito, somos capaces de llevar mejor las cuentas de lo que hemos gastado).Al pagar a una cuota, evitas intereses, que en las tarjetas siempre son altos. Así, cada mes, pagarás una cuota alta, pero a cero intereses, y sumando millas.
  2. Al preferir pagar todo a 36 meses, lo que llamamos “normal”, o elijes pagar a muchos meses, estás asumiendo un alto costo en intereses. Es probable que la cuota sea baja, pero al final pagarás mucho dinero por lo que compraste.Si ya tienes muchos consumos a plazos mayores a dos meses, comienza a abonar más dinero del que te piden en la cuota mínima. Estarás ahorrando en intereses. Pronto podrás pasarte al modelo a “una sola cuota”.
  3.  Tu tarjeta tiene una fecha de corte, es el día en que el banco verificará qué has consumido para poder facturar. Si, por ejemplo, la fecha de corte es el 30, aprovecha y ese día haces un par de compras. El cobro lo verás en la factura del otro mes.
  4. Si tienes varias tarjetas, prefiere usar la que factura a tasa más baja y la que cobra menos cuota de manejo cuando la usas.
  5. Si tu tarjeta es de las más costosas del mercado (puedes verificarlo en las estadísticas de la página de la SBS), guárdala. Úsala en casos muy especiales.
  6. Cuando compres en dólares, ten cuidado con la tasa de cambio. Ya sabes, el sistema financiero maneja el dólar más costoso y a eso debes sumar los intereses. Lo mejor en estos casos es tratar de pagar lo más pronto posible.
  • Gana por referir a tus amigos
  • Reporte Infocorp Gratis

Los comentarios están cerrados.