Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

¿Puedes cambiar un crédito hipotecario de una caja municipal o cooperativa a un banco?

Cambiar un crédito hipotecario de una caja municipal o cooperativa a un banco para disminuir la tasa y ahorrar dinero puede ser posible. Cada caso merece su estudio.

¿Tienes un crédito hipotecario con una caja o una cooperativa y te diste cuenta que la tasa de interés es alta?

Lo más seguro es que quieras mejorar el negocio de tu crédito buscando bajar la tasa para ahorrar mucho dinero. Esa es, claro, una manera apropiada de ver el negocio de la compra de tu crédito: estar pendientes de los cambios en las tasas de interés para ver la posibilidad de hacer traslado o compra de la deuda hipotecaria.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Pero no es la única manera de entender un buen negocio. Veamos.

Las cajas, cooperativas y financieras

En el sistema financiero peruano, la gran mayoría de los créditos hipotecarios son otorgados por los bancos. Las cajas municipales y rurales de ahorro, las Edpymes, las cooperativas de ahorro y crédito y las empresas financieras, tan importantes en nuestra economía, prestan pocas veces para compra de vivienda.  

La razón es simple.

Estas entidades prestan a tasas más altas y tienen comisiones más costosas que los bancos. Pareciera que no es un buen negocio adquirir un crédito hipotecario con ellas. Sin embargo, sí lo puede ser: las cajas, por ejemplo, son rápidas para aprobar, asumen altos riesgos, y solicitan menos documentos para aprobar las solicitudes. Si tienes un buen negocio entre manos y poca capacidad de crédito, las cajas, cooperativas de ahorro y crédito, Edpymes y empresas financieras son una buena opción.

Unas cosas por otras. Una buena inversión, recibir la aprobación del crédito sin mucho trámite tiene un costo.

La pregunta que sigue es, ¿por qué las cajas y cooperativas son más costosas?

Se pueden dar ese lujo. La ley se los permite.

La Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, Ley 26702, establece todos los procedimientos que regulan la actividad financiera: quiénes pueden prestar y recibir dinero, quién regula las tasas de interés, quién vigila o cómo son los reportes de control de los bancos y entidades financieras.

Uno de los temas de los que se ocupa la ley y las circulares del Banco Central de la Reserva del Perú es el llamado “encaje”. De eso depende que puedas o no trasladar tu crédito a otro banco.

La tasa de encaje

El encaje es una herramienta de control.

Supongamos que eres un banco. Recibes dinero de tus clientes en sus cuentas bancarias y en depósitos a término. También, prestas. El Banco Central y la Superintendencia de Banca y Seguros te vigilan. Cada mes, debes enviar reporte de tus operaciones. Un día, notan que el número de créditos viene subiendo. Así mismo, el valor de los créditos. Después, observan que cada vez más tus clientes entran en mora. Pasa lo mismo en otros bancos. El BCRP toma una decisión: sube el encaje. Para tu banco eso se traduce en esto: deberás dedicar más del dinero a la reserva que a los préstamos.


Es una medida para proteger al sistema financiero.

Si sigues prestando mucho dinero y no te pagan…¿quién lo hará? El espíritu de la ley es proteger a los ahorradores y el flujo de dinero en la economía.

Ahora, traslademos esta situación a todo el sistema financiera. Las entidades financieras deben reportar sus operaciones. De acuerdo con los ritmos de la economía, el comportamiento del sistema financiero, el BCRP moverá el encaje. Lo subirá para cerrar la llave y lo bajará para permitir que se otorguen más créditos.

¿Todas las entidades reportan sus operaciones al BRCP?

Ahora bien, no todas las operaciones son tenidas en cuenta para calcular el encaje. Hay unas que no deben reportarse. De acuerdo con su naturaleza como entidad financiera, es decir, si son bancos, cooperativas o cajas, por ejemplo, o al tipo de negocios que realicen, serán sujetas o no a obligación de encaje. Y es aquí en donde se diferencia los créditos hipotecarios otorgados por los bancos y los que son otorgados por las entidades que no reportan al BCRP.

¿En qué te afecta esto a ti?

El encaje te afecta. Así de simple. Es probable que tu crédito no esté reportado ante el Banco Central. Lo cual es legal. Tal vez la caja o cooperativa que te prestó no tenga la obligación de reportar algunas de las operaciones que realiza. El problema es que lo bancos, que tienen políticas más estrictas que las cajas y las cooperativas, esperan que un crédito vigente sí esté reportado.

¿Por qué? Un crédito otorgado por otra entidad con menos rigor en el estudio para su aprobación supone un alto riesgo.

El riesgo que asumen los bancos

Los bancos cuidan mucho el nivel de riesgo en sus negocios. Están obligadas por ley a hacerlo así. Tu crédito podría entrar en categoría de alto riesgo.

En ese orden de ideas, ¿hay alguna posibilidad de que un banco acepte un traslado de tu crédito hipotecario proveniente de una cooperativa, caja o financiero? Honestamente, no muchas.

¿Qué puedes hacer? Solicitar a un banco un préstamo con garantía hipotecaria, que tenga una tasa más baja que la que actualmente pagas.





Liquidez de libre uso con garantia hipotecaria

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *