Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

5 Puntos a considerar antes de tomar un crédito hipotecario de liquidez.

¿Qué es un crédito hipotecario de liquidez?

El crédito hipotecario de liquidez es un financiamiento que ofrecen las instituciones bancarias de nuestro país a personas físicas con ingresos comprobables. Lo que se ofrece como garantía es la vivienda. De esta forma, el banco presta de un 50 a un 70% del valor total de la casa. Ello condicionado a que esté completamente pagada, libre de gravamen y su valor en el mercado sea superior al millón y medio de pesos.

Existen dos modalidades en los créditos de liquidez:

Esquema cerrado: que son créditos en una sola disposición, con plazo determinado y tasa de interés fija.

Esquema abierto: que es una línea de crédito revolvente similar a una tarjeta de crédito. Se dispone del crédito según se requiera y la tasa de interés suele ser variable.

5 Puntos a considerar antes de tomar un crédito hipotecario de liquidez.

Factores importantes de los créditos hipotecarios de liquidez

  • Por lo general son más baratos que los créditos hipotecarios ordinarios, debido a que la garantía que se deja a cambio (casa pagada). Los plazos de tiempo para saldarlos no superan los 20 años, con tasas de interés que oscilan entre el 13 y el 18%.
  • Los créditos de liquidez no pueden ser utilizados para remodelar la vivienda o comprar una segunda casa .
  • Constituyen una excelente opción para conseguir recursos en caso de algún tipo de urgencia.
  • Pueden ser vistos como una opción para cubrir los gastos de estudios.
  • Con el monto del crédito hipotecario de liquidez se pueden saldar deudas con tarjetas de crédito, préstamos personales o cualquier otra a corto plazo.

Un crédito hipotecario de liquidez representa la disponibilidad de efectivo en el corto plazo, mas no se recomienda su uso emprender un negocio. Ello debido a que no se cuenta con la certeza de si será exitoso o no. Existe la posibilidad de perder el dinero y hasta el patrimonio que se haya dado en garantía. De tal manera que se recomienda sólo para conseguir solvencia de forma rápida y garantizada.



préstamo con garantía hipotecaria