¿Cómo consigo una copia de una escritura pública?

por | 20 Sep 2018 | Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria, Aprende sobre Educación Financiera, Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios



¿No encuentras tus escrituras? Manos a la obra. Debes sacar una copia de tu escritura pública y verificar el estado de tu propiedad. Cuanto antes, mejor.

Es curioso. La escritura pública es, por definición, un documento público. Sin embargo, en mi opinión, contiene información tan importante que la deberíamos tratar como un documento muy privado. Tal vez, por eso la guardaste bien, incluso en un lugar difícil de acceder, destinado a los secretos. El día que las necesitas, te das cuenta que, en efecto, el escondite fue perfecto: las escrituras están perdidas.

Es una situación incómoda. Asusta. Un documento de valor, con información delicada, no debería estar rodando por ahí. Al fin y al cabo, esa escritura formalizó uno de los negocios más importantes de tu vida: tu propiedad. ¿Cómo puedes recuperarla?

Es momento de recordar detalles de la negociación.

¿Cuál fue el último negocio que se realizó con la propiedad?

La escritura es la formalización de un contrato, de un negocio. Cuando se firma una escritura de un bien inmueble, normalmente se está asentando una transferencia de un propietario a otro, una sucesión, una hipoteca, una cancelación de hipoteca, una venta. ¿Recuerdas por qué firmaron escritura?

¿Quiénes firmaron?

Recordar el negocio te ayudará a refrescar quiénes intervinieron en la formalización del contrato. ¿Puedes pedirles una copia? Si se trató de una sucesión, por ejemplo, tal vez algún hermano te facilite su copia. Así podrás ver los datos y obtener la tuya. Ya te explico más.

¿Dónde firmaron?

Esta es una pregunta clave. Las escrituras se firman en una notaría. Si recuerdas cuál notaría utilizaron, podrás dirigirte allá y pedir una copia de tu escritura.

En una escritura se formaliza ante el notario los acuerdos del negocio sobre una propiedad. El notario dará fe de que el bien existe, los documentos están en orden, las personas o empresas que intervienen en el negocio existen y están habilitadas, se ha establecido un valor, una forma de pago y unas fechas para cumplir el negocio. La firma del notario le da valor jurídico al hecho.

Por eso, en la notaría, archivan el original de la escritura y solo entregan copias. Siempre podrás pedir una copia.

El original siempre reposará en la notaría para evitar alteraciones en el documento, para permitir que se obtengan copias y para evitar que se pierda.

¿Cuándo firmaron?

Para solicitar una copia de tu escritura en notaría debes tener algunos datos. Las notarías llevan un consecutivo muy estricto. Entenderás que hacen muchos negocios, lo que implica que su archivo sea muy ordenado.

Para recuperar la copia de tu escritura, ve a la notaría donde firmaron el último negocio, informa la fecha (año, mes), el nombre completo de uno de los firmantes y listo. Deberás pagar por cada hoja y el trámite tomará unos minutos.

Último recurso

¿Te falla la memoria y no recuerdas la notaría? Podrás ir a la Dirección del Registro Público de la Propiedad. Claro, si la escritura fue registrada (lo cual es lo más probable). Normalmente, la notaría se encarga de realizar el registro ante el Registro Público. También, lo puede hacer el propietario.

Ten a la mano el número de partida registral.

En alguna de las oficinas del Registro Público, podrás pedir una copia simple o una copia certificada de la escritura. Llenas un formulario (Solicitud de Escritura Pública), indicas la fecha en que se registró la escritura, número de la escritura y marcas la opción de copia certificada de título archivado.

Si estás en Monterrey, puedes acudir al Pabellón Ciudadano

Dirección: Calle Washington 2000, Obrera, 64010 Monterrey, N.L

El tramite dura un par de días. Tendrás que pagar por cada página de la escritura.

En el caso de no tener ningún dato para solicitar la copia, tendrás que llenarte de paciencia. El original existe, está en el archivo notarial, también la Sunarp debe tener una copia, así que todavía tienes posibilidades. La opción es una búsqueda catastral. Es un trámite engorroso y demorado, pero valdrá la pena.

Finalmente, revisa el estado actual de tu propiedad. Uno de los objetivos de la escritura es evitar que alguien realice operaciones sobre tu bien sin tu consentimiento. Se requiere de la firma de todos los propietarios para hacer negocios. Para tu tranquilidad, pide una copia de la partida registral.

Nueva llamada a la acción

Nueva llamada a la acción

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!