Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Cuál es mejor, el pago fijo o el pago creciente?

por | 09 Aug 2019 | Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios



Dentro de las amortizaciones financieras se tiene el pago fijo o el pago creciente de las cuotas del crédito hipotecario. Se debe realizar un análisis financiero para saber cual es el más conveniente y así tomar la decisión de aplicarlo.

El pago de la cuota se realiza siempre por medio de una amortización de la deuda por medio de pagos periódicos. Existe una composición de la cuota a pagar en capital, intereses y otros conceptos que integran el valor. La función es disminuir con el tiempo el monto inicial de la deuda, que al cabo de cierto tiempo se cancelara totalmente.

Si se menciona que hay varios sistemas de amortización de la cuota del crédito hipotecario, se nombrara solo dos. La cuota fija y la cuota creciente.

El pago fijo o cuota constante

Son los créditos que mantienen una cuota constante en el tiempo, pero en este surge una pregunta. Y es, porque dentro de la cuota siendo constante se pagan mayores intereses al principio y menor capital. A medida que se va pagando cada cuota va disminuyendo el monto de la deuda. Pero este proceso es relativo, pues con el tiempo la cuota va presentando un mayor valor al capital y menos intereses pagados. Esto se debe a que el calculo de los intereses pagados se hace cada vez sobre el saldo del capital.

Para una mejor comprensión de proceso de la amortización de la deuda se muestra la caracterización interna de la cuota.

_Capital + intereses = cuota total

_ Interés decreciente, pues este se calcula sobre saldo a capital

_ La cuota de amortización al capital es creciente en cada periodo.

Este sistema gradual y programado de la deuda es usado en la mayoría de las entidades financieras. Ya que, permite conocer con exactitud la cancelación gradual de los créditos hipotecarios de los clientes. Eso sí, no teniendo en cuenta que puede haber alguna morosidad en el pago de estos.

El pago o cuota creciente

La hipoteca con cuota creciente, por lo general se empieza con una cuota muy baja y se va incrementando anualmente. Se comienza por pagar una cuota que es mas baja que la cuota constante, pero con el tiempo se incrementa. Es tanto, que se puede decir que en lo último se pagaría el doble que al inicio de cuota.

Su caracterización interna se puede dar por ejemplo con una deuda que paga un interés del 3% durante todo el plazo de la deuda. Pero adicional se incrementa un porcentaje progresivo del 2 % cada año.

La única ventaja es que se paga una cuota muy baja al inicio, si el caso es que hay pocos ingresos en ese momento.

La desventaja es que se pagan mas intereses que en una cuota constante por el monto solicitado. Y al final por ser una cuota casi duplicada se debe tener mucho cuidado para no caer en tiempos morosos por falta de recursos para la cancelación de las cuotas.



Nueva llamada a la acción

préstamo con garantía hipotecaria
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!