Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

¿Cuáles son los gastos de subrogar un crédito hipotecario?

En nuestro país, subrogar un crédito hipotecario tiene un costo relativamente bajo, si se compara con el beneficio que se obtiene.

¿Estás decidido a mover tu crédito hipotecario a otro banco?  ¡Felicidades! Asumo que ya tienes la evaluación y sabes cuánto dinero vas a ahorrar mensualmente con el traspaso. El último paso será revisar los gastos de subrogar un crédito hipotecario.

Si tienes un crédito hipotecario con un banco, el trámite será relativamente sencillo y los costos, bajos. Por ley, en México, no es necesario realizar una nueva escritura ni una nueva hipoteca al subrogar de acreedor, es decir, al cambiar el banco con el que tomaste el crédito. Esto ya significa un ahorro importante. El traspaso implica hacer un convenio que se ratifica en notaría y se legaliza ante Registro Público de Propiedades. En este documento se indica el nuevo banco, la tasa y el plazo. De esta manera se garantiza que el negocio de la hipoteca continúa con un nuevo acreedor.

¿Cuáles son los gastos de subrogar un crédito hipotecario? Algunos bancos, dentro de sus estrategias de mercadeo, pueden estar ofreciendo asumir ese costo. Un buen bróker de créditos y traspasos lo sabrá. Ellos conocen los productos de cada banco, sus beneficios y la letra menuda.

Antes de firmar la solicitud del nuevo crédito, verifica estos valores. En los casos que conozco, generalmente, la ecuación es a favor del cliente. Sin embargo, siempre hago el chequeo:

= Valor total que se ahorrará con el traspaso – Gastos de subrogar un crédito hipotecario

= $$$$

Si el valor es positivo, mi recomendación es continuar con el negocio. ¡Continúa con la solicitud de subrogación!

Si el valor es negativo, refleja que pagarás un dinero superior a lo que obtendrás por el traspaso. En ese caso, no lo hagas.

Gastos de subrogar la hipoteca

Los valores que deberás tener en cuenta son:

  1. Honorarios notariales: Los derechos y gastos legales son diferentes en cada ciudad. En una notaría te informarán el valor a pagar. Pregunta si el banco cancela este valor, si es posible negociarlo. Cuando se trata de una subrogación de acreedor, el registro tiene un costo de mil pesos; los gastos notariales tienen un costo del 4% del valor del préstamo (puede cambiar)
  2. Comisión de apertura: la cobran algunos bancos y otros no. Pregunta siempre por las comisiones que cobrará el banco.
  3. Avalúo: el banco siempre te cobrará el estudio del valor del bien inmueble. No importa si es nuevo, usado, o una bella casa colonial. Es su deber contratar a un experto, una persona imparcial, que valore la propiedad. Este informe es indispensable para determinar el valor del crédito y su viabilidad. Cada banco tiene estipulado su precio, se ubica entre $3.500 y $4.500 aproximadamente.
  4. Seguro de desempleo: algunas entidades financieras han optado por solicitar este seguro. Si te quedas sin trabajo, lo que implicará que dejes de pagar la cuota mensual de tu crédito, el seguro te cubrirá por un lapso de tiempo.

Como ves, el costo de la subrogación del acreedor no parece ser un obstáculo para rebajar las cuentas mensuales de tu crédito hipotecario. Sin embargo, lo mejor es consultar con un buen asesor para estar seguros.



Trasladar hipoteca