Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

Manejo del crédito hipotecario en caso de divorcio

De acuerdo a la unión matrimonial se puede ver el manejo del crédito hipotecario en caso de divorcio.  Pues existen varias formas de realizar la unión de pareja, puede ser una sociedad conyugal, mancomunada o de bienes separados.

El 80% de las parejas lo realizan como una sociedad conyugal, y, por lo tanto, todos los bienes se dividen según un acuerdo de pareja. Si no hay acuerdo, se realiza por medio jurídico como “liquidación de sociedad conyugal”, para llevar a remate los bienes. El valor obtenido de la venta se divide al 50% para cada uno.

Crédito hipotecario en caso de divorcio

De acuerdo a la CONDUSEF, en el caso, en que se haya tomado una hipoteca en sociedad conyugal, ambos aportan con la misma responsabilidad y beneficios. El que tenga los mayores ingresos será el acreditado y el otro el coacreditado.

Los dos se encargan de pagar el crédito hipotecario de la misma forma. Al terminar de cancelar la deuda, los dos son dueños del inmueble, sin importar quien aportó más. Por esto, en caso de divorcio, si está hipotecado no se puede dividir, hasta no ser cancelado al 100%. Aquí, la entidad bancaria que esté como beneficiaria de la deuda puede dar algunas alternativas de negociación.

Según el acuerdo a que hayan llegado las partes, se puede realizar un cambio al plan de pagos de la deuda actual. En donde, uno solo queda como acreditado por medio de una sustitución hipotecaria de deudor. Lo importante es que el que quede como responsable debe comprobar los ingresos que percibe.

Otros casos pueden ser…

Uno de las soluciones al manejo del crédito hipotecario en caso de divorcio, es vender la propiedad, aun estando hipotecada. Llegando a un acuerdo con el tercero, se puede obtener un adelanto y cancelar el saldo de la deuda. Así, se levantará la hipoteca, para luego registrarla a nombre de su beneficiario.

En cualquiera de las opciones, se recomienda siempre realizar una visita a la entidad financiera para negociar. De lo contrario, al dejar de pagar, esta procederá a una demanda y la misma será para las dos partes.

Crédito liquidez con garantía hipotecaria