Aprende sobre Educación Financiera Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

¿Pagar con un préstamo personal o con la tarjeta de crédito?

¿Será mejor pedir un préstamo personal o, no esperar, y salir ya a comprar lo que necesitas con tu tarjeta de crédito? Ese dilema tiene solución.

Las diferencias entre un préstamo personal y una tarjeta de crédito son importantes. Sí, es cierto, ambos son líneas de financiamiento. Ambos son ofrecidos por bancos, empresas bancarias y cajas municipales. Ambos te ayudan en momentos de crisis. Y ambos te permiten crecer.

La decisión financiera es pagar el estudio o las vacaciones con tu tarjeta de crédito o con los recursos que obtengas por un préstamo personal.

¿Qué resultará más conveniente?

Préstamo personal o tarjeta de crédito

Revisemos las características de un préstamo personal:

Prestamos con casa como garantia
    • El plazo puede extenderse hasta 60 meses
    • Pueden prestar (dependiendo de la entidad financiera) una cantidad que puede variar mucho, pero aproximadamennte $75,000 pesos MX, depende del historial crediticio y de la institución.
    •  

Las tarjetas de crédito tienen estas condiciones:

    • El plazo puede ser hasta 36 meses (muy pocos ofrecen más tiempo).
    • El cupo varía de acuerdo con los ingresos de la persona.
    • Las tasas anuales fluctúan entre 23% a 151% (datos a Marzo 2019SHCP)
    • Si ya tienes la tarjeta no necesitas aprobación y podrías utilizar hasta el 100% de la línea de crédito*.
  •  

Como puedes ver, el plazo y la tasa son diferentes en los préstamos personales y las tarjetas de crédito.

Y ese par de factores es lo que te debe guiar para tomar la decisión.

Cuál escoger

La decisión entre pagar con un préstamo personal o con la tarjeta de crédito estará basada en las respuestas a estas preguntas:

    • ¿Para qué necesitas el dinero extra?
    • ¿Cuánto necesitas?
    • ¿Cuándo podrás pagarlo?

Lo normal es utilizar las tarjetas en el comercio, en el retail, en restaurantes y bares. Las personas, generalmente, “se dan gusto”, gastan, consumen con las tarjetas.

En cambio, los préstamos personales son muy usados para el pago de estudio, remodelaciones de vivienda, comenzar un emprendimiento o las vacaciones. Son, por regla general, inversiones.

Por ejemplo, si quieres el dinero para comprar un televisor, probablemente, la tarjeta de crédito es una buena alternativa. Pagarás una tasa de interés más alta, pero podrías pagarlo en pocos meses.

Pero si lo que necesitas son varios televisores y computadores para comenzar un negocio, tal vez lo mejor sea pedir un préstamo. Pagarás menos intereses.

El monto es el segundo factor a evaluar.

  • Si el monto es pequeño, tal vez no se justifique iniciar un proceso de aprobación de un crédito (así sea online).

Por último, el plazo.

  • Si puedes pagar en pocos meses, tres, por ejemplo, y el monto es bajo, la tarjeta será una buena opción.
  • En general, nuestra recomendación es utilizar el menor tiempo posible para pagar los créditos.

A menos plazo, menos intereses, mejor negocio.

Otras opciones

Las vacaciones son un buen ejemplo de cómo utilizar ambas líneas de financiamiento:

Un crédito personal será más económico.

Pero comprar los tiquetes aéreos con las tarjetas tiene grandes beneficios, como seguros médicos, descuentos en alquiler de carros o acumular puntos y millas.

¿Qué tal, pedir el préstamo, con un plazo de doce meses (porque es el tiempo que estimas vas a necesitar), comprar los tiquetes con la tarjeta y utilizar los recursos del crédito para pagar a una cuota la tarjeta de crédito?

 



Prestamos con garantia inmobiliaria
Pagar menos mensualidad con traslado de hipoteca
Prestamos con garantia hipotecaria
Credito hipotecario para casa nueva

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Newsletter-icon

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!