Testimonios Blog Soporte Testimonios Ingresar

¿Qué pasa si ya no puedes pagar tu hipoteca?

por | 12 Feb 2018 | Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria, Aprende sobre Educación Financiera



La decisión de no pagar tu hipoteca puede llevarte a vivir momentos difíciles. ¿Hay alternativas? ¿Qué te espera?

Siempre que alguien me cuenta que tiene dificultades para pagar sus deudas, me conduelo. Sí, me parece muy difícil afrontar un momento así y trato de ponerme en sus zapatos. Intento entender cómo llegaron a ese punto para ver qué salidas hay. Tiene que haber soluciones. De eso siempre estoy segura. Un tío me enseñó que para ganar en los negocios hay que aprender a sumar y a restar.

Lo primero es guardar la calma. Nada dificulta más las cosas que la angustia. Lo segundo, reaccionar a tiempo. Hablemos claro. ¿Recuerdas qué negocio firmaste con el banco? Un préstamo con hipoteca. Es decir, el banco tiene como garantía de la deuda tu inmueble. Legalmente. Y tomará acciones legales para recuperar su dinero. Antes de que esto suceda, podrías hacer algo para salvar el negocio. A continuación te listo algunas acciones que puedes tomar si es que ya no puedes pagar tu hipoteca.

Traspaso de hipoteca

Normalmente, las personas suspenden el pago de su deuda hipotecaria porque han disminuido sus ingresos o aumentado sus gastos. A veces, ambas situaciones. Perder el trabajo, la enfermedad, un mal negocio o una situación familiar traba la economía. Se intenta pagar allí, esquivar una obligación, abonar algo para calmar los ánimos del cobrador, suspender algunos gastos. Se lucha para continuar, esperando que la situación mejore. Pues bien. Mejora si se toman acciones correctivas con celeridad.

Intentaría refinanciar, reestructurar la deuda. Y una buena opción es con el traspaso de crédito hipotecario. Otro banco compra tu deuda actual con mejores condiciones o condiciones diferentes. Puedes ampliar el plazo, bajar la mensualidad, tal vez suponga una mayor tasa. Pero puede ser una buena opción, por lo menos hasta que los ingresos sean mayores.

 

Buscar otras fuentes de ingresos

Conozco casos milagrosos. Seguramente tú también. Familias que terminaron sus problemas vendiendo tortas, trabajando los fines de semana o aprovechando sus talentos en ferias de artesanías. Sí, al mal tiempo, buena cara, mucha actitud y más trabajo. El objetivo es continuar pagando las deudas, sobre todo pagar tu hipoteca. Cada ingreso suma.

 

Cubrir una deuda con otra

Esta es una estrategia que requiere mucha atención y cuidado al manejarla. Muchas personas toman esta decisión para acabar con las llamadas de cobro o la presión del banco. Si consigues un crédito con una tasa inferior a la de tu préstamo hipotecario, adelante. Recuerda, para conseguir un nuevo
crédito con condiciones favorables de alguna entidad financiera, debes estar al día.

 

Buscar un comprador de tu inmueble

Vender el inmueble puede ser una buena solución. La tarea es conseguir un comprador o bien que pague de contado o que esté interesado en adquirir la deuda con un banco. En ambos casos, la idea es pagar tu hipoteca, bien con el pago en efectivo o con una subrogación, es decir, que el banco se pague la deuda con el crédito del nuevo propietario. ¿En cuánto puedes vender el inmueble? ¿Alcanza para pagar la deuda? Buena noticia.

Dación en pago

Esta puede ser una salida muy digna. Ofrecerle al banco que se pague con el bien hipotecado. Si esta es la alternativa que crees más acertada, adelante. Tal vez pierdas en este negocio, pero salvarás tu buen nombre. Dejarás puertas abiertas para el futuro. Haz las cuentas. El ideal es que el valor del bien pague la deuda.

Dejar de pagar tu hipoteca

Sí, lo reconozco. En ocasiones esa es la decisión. Recuerda. Tiene consecuencias incómodas. Serás reportado al Buró de Crédito y estarás allí por años. El Buró guardará por siempre esta historia en tu perfil financiero. Ningún establecimiento de comercio y financiera podrá prestarte ni expedir tarjeta de crédito hasta tanto no salgas de la lista de morosos. Es molesto, impide hacer negocios, cosas sencillas como comprar a plazos en tiendas por departamento se vuelve un problema. Sí. Por eso la llaman la muerte financiera. El banco tiene la obligación de comenzar acciones legales. Entablará una demanda para hacer efectiva la garantía. Una vez tenga el fallo a su favor, subastará el bien para recuperar su dinero.

En estos años, he aprendido que los bancos realmente no desean llegar a este punto. Su negocio no es subastar. Su negocio es prestar, mover el dinero en créditos. Tu negocio tampoco es dejar de pagar. Cuida tus gastos, recuerda que el crédito hipotecario es un negocio vivo que merece tu atención hasta la última cuota y vigila siempre tu perfil financiero. Y, si llegan los malos tiempos, no demores en tomar acciones. Mientras más rápido, menos costos.



Compra de deuda hipotecaria
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!