¿Qué es el ITF? ¿Por qué se paga?

por | 06 Apr 2019 | Aprende sobre Educación Financiera



En América Latina, el Impuesto a las Transacciones Financieras más utilizado es el que grava las transferencias bancarias, incluyendo las retiradas e ingresos en efectivo. Con el objetivo principal de aumentar la recaudación fiscal, fueron muchos los países que adoptaron un impuesto con estas características: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

En México,  Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha dispuesto un impuesto a las transacciones financieras, denominado ITF. En el presente artículo te indicamos qué es el ITF y en cuáles operaciones financieras aplica el mismo.  

¿Qué es el ITF o Impuesto a las Transacciones Financieras?

El Impuesto a las Transacciones Financieras o ITF, es un impuesto vigente en México desde el año 2008. En términos generales, los ITF tienen una eficiencia impositiva cuestionable ya que la recaudación fiscal no ha crecido, que podría traducirse en un menor crecimiento económico. Su intención principal es formalizar todas las operaciones de dinero y canalizarlas a través de medios legales. Ello con la finalidad de ejercer la fiscalización contra la evasión tributaria y el lavado de dinero, entre otros delitos.

Este impuesto percha las operaciones que realizan las personas y empresas a través del las instituciones financieras peruanas, en particular a los medios empleados a través del sistema financiero para la transferencia de dinero, incluyendo pagos.

En México, la tasa que se aplica a los depósitos en efectivo es del 3% y su propósito es desentivar la informalidad. Grava todos los depósitos en efectivo que tengan las personas físicas y morales en las instituciones del sistema financiero. No se consideran las transferencias electrónicas, traspasos de cuentas o títulos de crédito.

Se aplica sobre excedentes arriba de los $15,000 pesos MX (antes era de $25,000 pesos MX, se redujo para evitar la evasión fiscal). La tasa en México de 3% está muy por encima de las tasas de los otros países (la mayor de ellas de 0.6% en Argentina) y que se cobra sólo cuando rebasa cierto umbral, mientras que los demás lo cobran para cualquier monto.

¿Cuándo debo pagar el ITF?

En México, las personas pueden acreditar lo pagado por concepto de ITF cuando hagan su declaración anual del impuesto sobre la renta.

Las operaciones más frecuentes que generan, en tu caso (persona natural), el pago de este impuesto son las siguientes:

  • Todo abono o débito que realices en las cuentas bancarias, salvo el movimiento entre tus cuentas personales.
  • Los pagos efectuados a las empresa del sistema financiero, por cualquier servicio que ella oferte; como por ejemplo el crédito hipotecario.
  • La compra de instrumentos tales como cheques de gerencia, certificados bancarios, cheques de viajero.
  • Los giros o envíos de dinero, realizados tanto por una empresa del sistema financiero o una de transferencia de fondos.

En todos estos casos, las empresas del sistema financiero actúan como agentes de retención de dicho impuesto. También estas instituciones tienen la obligación de declarar y pagar el impuesto ante la SHCP.

Qué es el ITF

¿Por qué se debe pagar?

Las razones que justifican el pago de este impuesto son las siguientes:

  • Este tipo de impuesto financiero es muy común en el mundo, en casi todos los países existe y lo que varía es el monto de la tasa.
  • La finalidad de este impuesto es como en la mayoría de los casos con fines de contribución al erario público, por lo que se ha dispuesto que algunas cuentas y operaciones financieras estén exoneradas del pago del ITF.

¿Quiénes no pagan el ITF?

Se ha exonerado del ITF a las cuentas de pensiones, así como las que reciben pago de prestaciones de jubilación, invalidez o sobrevivencia.

Asimismo, gozan de exoneración las  cuentas  de gobiernos o misiones  diplomáticas extranjeras, incluyendo a los organismos internacionales acreditados y las cuentas pertenecientes a casas de estudios universitarios, entre otros.



Nueva llamada a la acciónCompra de deuda hipotecaria
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!