Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

¿Qué es la intermediación hipotecaria?

El concepto de la intermediación hipotecaria es muy poco conocido por las personas del común. Algunos realizan esta actividad, por diferentes razones: negocio inmobiliario de compra venta, cumplir un sueño, inversión para para obtener más ingresos. Pero todos ellos, necesitan un asesoramiento y dirección de un apoyo intermediario, que haga las cosas más ligeras.

Para esto, existe el intermediario hipotecario que tiene como función realizar el negocio con los bancos. Sin antes haber hecho un análisis exhaustivo del mercado y la propiedad para buscar los mejores beneficios para el comprador. Adicional, y muy importante se relaciona con la función de intermediar cuando aparece alguna pugna entre las partes.

Se sabe lo incomodo que es solicitar un crédito hipotecario, pues la mayoría de los negocios en compra de vivienda se hace por este medio. Y es ahí, cuando entra la figura del intermediador hipotecario para hacer las actividades más simples y rápidas.

Consideraciones de la intermediación 

  • Estudio apropiado del perfil del cliente de acuerdo con su situación económica.
  • El intermediador hipotecario siempre mantiene una comunicación directa con la entidad bancaria, para solucionar inconvenientes.
  • Cuando la actividad es de solicitud de crédito hipotecario, el intermediador ejecuta todo el proceso. El cliente solo se presenta a firmar la hipoteca.
  • El intermediador hipotecario debe ser un experto y tener conocimientos en jurídica. Por lo tanto, elimina las barreras entre el usuario y la entidad bancaria con respecto a temas jurídicos y financieros.
  • Es un medio de solución de conflictos, entre los involucrados en dos intereses de conflicto.

En esta oportunidad se menciona el procedimiento para el diligenciamiento de una solicitud de crédito. Apoyada en manos del intermediador hipotecario:

Procedimiento aplicado por la intermediación hipotecaria

Después de elegida la vivienda por el comprador, el intermediador procede a realizar la solicitud de hipoteca con el banco. Para esto, lo ejecuta en tres pasos:

Análisis

En este punto inicial, se recolecta la información financiera del cliente para realizar el análisis profundo y detallado de la solicitud hipotecaria. El propósito es obtener conclusiones sobre la viabilidad por capacidad de endeudamiento. Se comunica al cliente, y si es posible se prosigue con el siguiente paso.

Solicitud a bancos y propuestas recibidas

En este punto del proceso, se presenta a la mayor cantidad posible de bancos. Con el fin de negociar todas las condiciones propuestas y seleccionar cual es la mejor. En conjunto con el cliente se opta por tomar la decisión de elegir en cual entidad se solicita el crédito hipotecario. Su hay dudas por parte del cliente, el intermediario hipotecario debe solucionarlas.

Formalización

Es el paso final, donde se consigue la firma de hipoteca. Es fundamental que por medio del profesional en intermediación se efectúe este proceso. Pues el cliente obtiene mejores beneficios y una adecuada relación con el banco a través de muchos años.





Crédito Hipotecario para vivienda