Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

¿Qué sucede con el crédito conyugal ante fallecimiento?

Muchas parejas tienen duda sobre que sucede con el crédito conyugal ante el fallecimiento de uno de los deudores. Si en el momento de adquirir la vivienda ha quedado claro el tema en cuanto a protección y seguridad… ¡muy bien!

Pero si, el seguro de vida que se adquirió no tiene las condiciones necesarias y los cubrimientos adecuados… ¡muy mal!, preguntaran, ¿Por qué?

Es la parte esencial ante una calamidad o momento inesperado. Pues toda entidad financiera al otorgar un crédito hipotecario, exige un seguro de vida ligado a la hipoteca. En el caso de fallecimiento de uno de los deudores, el seguro liquida el saldo insoluto de la deuda.

¿Qué pasa con el crédito conyugal ante fallecimiento?

Como se mencionó anteriormente, al momento de firmar la hipoteca, los dos se hacen responsable de la deuda. Por lo tanto, existe un seguro de vida que cubre la obligación mientras este activo el crédito hipotecario.

Se recuerda que, si uno de los dos fallece, el seguro cubre el saldo insoluto de la deuda. Pero siempre y cuando, en la póliza este contemplado el texto…” cobertura mancomunada conyugal”.

De lo contrario, si en la póliza se menciona el texto de…“coacreditados”, entonces, si alguno llega a fallecer, se complica el tema. Esto debido que el seguro solo cubrirá la parte proporcional del monto correspondiente adeudado al fallecido. El seguro tiene en cuenta las responsabilidades en partes porcentuales que se hayan registrado en el momento de la constitución escritural.

Otros aspectos del crédito conyugal

  • Otro punto importante a tener en cuenta. El seguro responde por la deuda, solo cuando el crédito hipotecario no tenga pagos pendientes o atrasos.
  • Cuando se trata de crédito Infonavit, el seguro solo cubre la parte proporcional al monto total del cubrimiento al fallecido.

Por todo esto, es necesario e importante precisar con el crédito conyugal ante fallecimiento un acertado seguro de vida. Pues el fin, es que la persona que quede con vida no tenga que soportar alguna deuda, además del dolo.

Crédito liquidez con garantía hipotecaria