Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

¿Quién es el obligado solidario en un crédito hipotecario?

Algunas entidades financieras solicitan un obligado solidario en un crédito hipotecario, que es el respaldo para poder aprobar la obligación. Adicional al primer deudor del crédito y a la hipoteca del inmueble condicionan la obligación a una segunda persona como respaldo.

Esto hace que la aprobación de los créditos tenga menos riesgo y sea más rápido de entregar. Aunque tiene las mismas responsabilidades del primer deudor. Cabe mencionar que el inmueble a hipotecar no debe tener gravámenes anteriores, es decir debe estar limpio o libre de hipoteca.

¿Quién es el obligado solidario?

Es una segunda persona que mediante un contrato firmado respalda un crédito hipotecario. Esto quiere decir que como deudor solidario esta obligado a responder por la deuda con el deudor principal de acuerdo con los conceptos registrados en el contrato.

Sin embargo, la figura del obligado solidario, esta perdiendo fuerza como responsable directo. Esto debido a que solo se debe recurrir al cobro obligado solo hasta cuando se haya agotado todos los recursos para el cobro al deudor principal. Adicional se puede acordar dentro del contrato que el obligado solidario solo responda por una cantidad adecuada y no por toda la deuda.

Hay muchas formas de cubrir una deuda con una garantía, lo mejor es pedir una asesoría a una persona especialista en el tema. Así, no caerá toda la responsabilidad en un solo sujeto o bien.

Pagar por incumplimiento como obligado solidario de un crédito

Al momento de incumplir con los pagos de un crédito hipotecario, el deudor u obligado solidario debe responder por la obligación. Además del procedimiento de embargo de la hipoteca llegado el caso. El obligado solidario tiene el derecho de apelar los cobros.

Una de las maneras de evitar que se llegue a estos términos es no aceptar las solicitudes de ser obligado solidario, aun a los familiares. Pero si se acepta esa responsabilidad, lo importante es saber a quien esta respaldando en la deuda.

Actualmente, es muy difícil encontrar una persona que acepte la responsabilidad como deudor u obligado solidario. Muchos optan por el cobro de una comisión por estos servicios. Por lo tanto, se ha convertido en un negocio, pues se tiene la opción adicional de ser segundo deudor con la hipoteca incluida.

Ahora todo se le facilita al cliente, con el fin de ofrecer grandes beneficios y satisfacción personal. Eso sí, a cambio de cierta cantidad de dinero obtenida dentro de una transacción comercial, que cada vez se hace más rutinaria.





Crédito liquidez con garantía hipotecaria