Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

Conoce cuántos tipos de hipotecas existen y sus diferencias

Cuando se trata de pedir un préstamo con garantía hipotecaria es habitual que no se conozcan todos los tipos de hipotecas que existen, y la gran variedad de instrumentos con los que cuentas para financiar el crecimiento y mejora de tu patrimonio. Conoce cuántos tipos de hipotecas existen y sus diferencias.

Tipos de hipoteca según el tipo de interés

Podemos encontrar dos grandes divisiones de créditos hipotecarios, de acuerdo con el tipo de interés al que se somete el capital que el banco concede:

Hipotecas fijas: Aquellas con un interés que se mantiene a todo lo largo de la vida del crédito.

Hipotecas variables: En ellas, el tipo de interés se modifica según un referente (el salario mínimo, la inflación…), por regla general una vez al año. Puede ser un ajuste a la alta o a la baja.

De ellas se desprende el tercero de los tipos de hipotecas: la hipoteca mixta, en la que el interés permanece fijo durante un periodo (al menos de un año) y se ajusta durante el resto de vida de la financiación.

Hipotecas según finalidad

Las hipotecas pueden servir para algo más que para comprar la casa que se pone como garantía. El rey de este tipo de financiación es el crédito para liquidez con garantía hipotecaria, que te permite obtener liquidez sobre un porcentaje del avalúo de tu casa para los fines que desees.

Entre los tipos de hipotecas similares, encontramos:

Crédito construcción: Se usa para construir sobre un terreno que se coloca como garante, o para comprar un terreno y construir en él.

Crédito remodelación: Puesta la casa como garantía, esta financiación te permite ampliarla o modificarla.

Crédito puente o Hipoteca puente: Es un crédito con garantía hipotecaria que te permite adquirir una segunda vivienda mientras pagas la primera. En este caso el banco permite al propietario entrar a la nueva casa mientras pone a la venta la primera, con un periodo de gracia que va de seis meses a cinco años. El resultado de la compra-venta se usa para cancelar la hipoteca pendiente y para abonar a la compra de la segunda casa. El resto del monto se salda a través de una nueva hipoteca.

Crédito Hipotecario para vivienda