Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

Fórmulas y ejemplos para reducir crédito hipotecario

Lograr conseguir un crédito hipotecario para muchos mexicanos no es tarea fácil. En primera instancia, porque se requiere cumplir con variedad de requisitos. Requisitos que luego son analizados por el banco al cual solicitaste para recién poder ver si te lo aprueban o no. Y la segunda instancia, es poder encontrar las fórmulas para poder disminuir crédito hipotecario. Y es justamente sobre esta reducción de la cual te hablaremos hoy. Imagina tener la oportunidad de poder disminuir el pago de tu crédito, ¿te la perderías?

Lo que debes saber sobre el crédito hipotecario

El crédito para poder comprar una casa, es en la realidad un tremendo salva vidas para cualquier persona. Esto, porque difícilmente cualquier mexicano podría juntar la totalidad del dinero para pagar en efectivo. Pero debes tener cuidado, ya que la institución financiera te dará la oportunidad de tener dicho préstamo solo si cumples con los requisitos y si tienes en tu poder el dinero de la cuota inicial. Esto, en otras palabras, corresponde al 30% aproximado del valor total del inmueble que quieres comprar.

Luego de que tienes en tus manos el crédito hipotecario, tienes que comenzar a pagarlo mes a mes a través de cuotas. Es en este preciso momento cuando pueden aparecer las estrategias y fórmulas para poder diminuir crédito hipotecario.

El valor de las cuotas en un crédito hipotecario

Fórmulas para disminuir tu crédito hipotecario

En el caso específico de las cuotas de un crédito para comprar vivienda puede ser fija o variable. Pero pasemos a ver en detalle que quiere decir esto de fijo o variable.

  • Cuota fija: el tipo de pago en las cuotas tiene relación directa con la tasa de interés. Y una de las alternativas de pago es que solicites pagar a través de una tasa de interés anual fija. Lo que quiere decir, que durante todo el pago de tu crédito, vas a pagar la misma cantidad de intereses. Sin importar si su crédito lo has solicitado a corto o largo plazo.
  • Cuota variable: también tiene relación con la tasa de interés. En este caso, cada año irán ocurriendo cambios en el valor a pagar en cuanto a los intereses. En ocasiones esta va a aumentar y en otras va a disminuir. Este cambio específico ocurre de acuerdo a lo que decida fijar el Banco de México.
  • Cuota mixta: este tipo de tasa no es de los más utilizados por los mexicanos, pero es importante que conozcas de qué trata. El nombre ya te da una pista, aquí se mezclan las dos cuotas anteriores y funciona de la siguiente forma: negocias durante los primeros años el pago de una tasa fija, para luego, analizar las condiciones establecidas por el banco para llevar a cabo determinados cambios que serán cubiertos por una tasa variable.

Como ves, el poder entender un poco más sobre los créditos hipotecarios no es tan complicado.                                                                 

Cómo funcionan los intereses en un préstamo para comprar un inmueble

Antes de pasar a ver las fórmulas que te podrán ayudar a disminuir crédito hipotecario, veamos un punto que debes tener claro.

El funcionamiento de los intereses dentro de un crédito hipotecario es fundamental para que puedas aplicar de mejor forma los mecanismos de reducción. Por si no lo sabias, los primeros años lo que más pagas son los intereses del banco. Pero esto no dura para siempre, conforme pasen los años el porcentaje de intereses que pagues será menor. Esto ocurre principalmente a la disminución del valor de la deuda. F

En otras palabras, cuando la deuda es elevada (los primeros años del crédito), genera intereses superiores. Mientras que durante los últimos años de pago los intereses serán menores debido a que el monto total de la deuda se ha reducido de sobre manera. veamos fórmulas y ejemplos para reducir crédito hipotecario.

Las mejores fórmulas para disminuir crédito hipotecario

¿Preparado para descubrir cuáles son las mejores fórmulas para disminuir crédito hipotecario? Verás cómo te serán de gran utilidad al momento de decidir comenzar a pagar menos. Chécalas y ponlas en práctica:

  1. Comienza a pagar cada mes un valor más alto de la mensualidad establecida en el contrato. Esto claramente será de gran ayuda para acortar el tiempo del crédito, además de disminuir los intereses. Un buen ejemplo, es que destinar cualquier ingreso extra, como el aguinaldo.
  2. Destina cada ingreso extra a pagar el crédito.
  3. Si recibes cesantías, lo mejor es que las destines al préstamo.
  4. El refinanciamiento hipotecario es otra excelente alternativa. Si deseas mejorar las condiciones acortando el plazo del pago o si te encuentras complicado con el pago actual. Este refinanciamiento puedes hacerlo, por ejemplo, con tu banco actual o a través de un traslado hipotecario.

En resumen, con las fórmulas que te acabamos de entregar en este artículo ahora puedes reducir tu crédito incluso a la mitad. Si sientes que necesitas asesoría durante el proceso, no dudes en contáctate con Rebajatuscuentas, para ser guiado y asesorado de forma gratuita.

Credito hipotecario para vivienda

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Newsletter-icon

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!