Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

¿Ser o no ser el aval de un familiar o conocido?

Antes de firmar un contrato, analice muy bien las consecuencias que trae el ser o no ser el aval de un familiar o conocido. Es mejor pasar una vergüenza por un momento, que estar pálido por mucho tiempo. Y es que ofrecer el respaldo a una deuda lo hace ser responsable de la misma forma si el adeudo titular no paga.

De acuerdo a las estadísticas por algunas firmas en México, el ser aval es la segunda causa por las cuales se tiene un historial crediticio bajo. Es recomendable que lo piense más de dos veces para dar un sí, pues está en juego el patrimonio personal y familiar.

Aval de un familiar o conocido

El ser aval lo hace también directamente responsable de la deuda, ya que, se debe pagar por incumplimiento del deudor, así no haya gastado el dinero. Analice los siguientes puntos antes de ser aval:

  • Es primordial saber muy bien las condiciones y características del préstamo que el deudor está solicitando.
  • De esta manera se podrá saber si tiene la solvencia necesaria para tomar esa responsabilidad como aval.
  • Si se tienen los ingresos permanentes y se puede responder hasta con el 30% de los mismos en caso de algún suceso negativo.
  • Por último, realizar una investigación privada de la persona a avalar, así sea un familiar o amigo cercano.
  • Realizar una evaluación de su comportamiento crediticio, para tener mas confianza al momento de dar una respuesta.

¿Por qué se solicita el aval?

Todas las entidades financieras, como requisito general, deben efectuar un estudio de crédito al usuario que lo solicita. Y entre las condiciones se verifica la capacidad de pago y endeudamiento que posea en el momento.

Si dentro del resultado existe alguna insuficiencia económica, o falta de garantía que respalde la deuda, se hace necesario solicitar un aval. Por estas razones, ser o no ser el aval de un familiar o conocido, puede llegar a tener repercusiones.

Crédito Hipotecario para vivienda