Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

Alternativas para no pedir dinero a familiares

En muchas ocasiones te habrás visto con la urgencia de tener que pedir dinero por situaciones que no estaban dentro de tus planes. Es que, ¿a quién no le ha pasado?, por más que queramos tener los días, las semanas, o los meses planificados no es 100% posible. Lo que sí es posible, es que puedas pedir dinero a una entidad bancaria. Por ejemplo, para luego poder pagar el préstamo en cómodas cuotas. Pero para tal préstamo ¿qué es lo primero que se te viene a la cabeza?, ¿familia?, ¿amigos? Pues de eso ya no te tienes que preocupar, porque a continuación te mostraremos las alternativas para no pedir dinero a familiares. Esto porque en ocasiones podría tornarse un tanto complejo, ¡vamos a ello!

Por qué no pedir dinero a tu familia               

Es cierto que pedir dinero a tus familiares podría ser una excelente alternativa para salir de un apuro, sobre todo porque son tus más cercanos. Con ellos también te evitas perder tiempo asistiendo a una institución financiera, e incluso tienes la confianza de que creerán en ti para la devolución de este, pero ¿es realmente conveniente?

En la práctica, aunque se vea que puede ser lo mejor para ti, realmente no lo es, por la experiencia que tenemos gracias a nuestros usuarios, esto no termina nada bien. El principal problema en esto es la informalidad y esto es el resultado de un trato poco serio, sin términos claros en un préstamo que tan solo llegará a la confusión y al drama.

Y si esto fuera poco, otro motivo para no pedirle prestado a tus familiares, es que si por alguna razón no les puedes pagar, serán ellos los que comiencen con problemas financieros. También, que el dinero que ellos te pueden facilitar, realmente será limitado en comparación a un préstamo. Y por último, un punto que muchas personas pasan por alto, es que por el simple hecho de acudir al banco para pedir un préstamo, estás influyendo en tu historial crediticio, lo que te da una gran ventaja para próximas ocasiones.

Alternativas para no pedir dinero a familiares

Opciones para pedir dinero

Ya que te ha quedado claro por qué no pedir dinero a esas personas especiales, pasemos a ver las alternativas para no pedir dinero a familiares. Verás que son muy simples y fáciles de aplicar:

  • Vende accesorios de tu casa: ¿no lo habías pensado? Realmente es una buena forma de poder generar dinero. En el hogar existe una gran cantidad de cosas que ya no usamos por la sencilla razón de que se van renovando con el tiempo. Y que mejor que vender las piezas anteriores. Esta venta de garaje al día de hoy puedes realizarla tanto física como vía online.
  • Venta de mobiliario: de la misma manera que en la opción anterior, puedes recibir dinero sin acudir a tus familiares con el mobiliario que hayas decidido reemplazar.
  • Préstamo con garantía hipotecaria: hemos querido ser muy claros en cuanto al tipo de préstamo que te conviene pedir en este caso. Lo mejor que puedes hacer frente a una situación inesperada, es acudir al banco para salir del apuro.

¿Por qué el préstamo con garantía es la mejor solución?

Si la cantidad de dinero que necesitas de urgencia es elevada, lo mejor que puedes hacer es solicitar un préstamo con garantía. Recuerda que este tipo de producto financiero es uno de los mejores. Porque además de otorgarte una suma bastante generosa de dinero de forma rápida, el dinero recibido lo puedes destinar a lo que quieras. Y por qué te recalcamos esto, porque por lo general, cuando pides un préstamo tiene que ser utilizado en algo determinado. Si no haces esto, el banco puede multarte o finalizar el contrato.

Ya te mencionábamos en el apartado anterior, que el préstamo con garantía hipotecaria te da la posibilidad de recibir el dinero de forma rápida. Y es que, como los procesos han evolucionado de forma favorable para los clientes, en cosa de días ya tienes la respuesta por parte de la entidad bancaria. Otro dato no menor, es que primero que todo, tendrás que ser el propietario de una vivienda, ya que esta será tu respaldo para hacer efectiva la solicitud.

Los beneficios de pedirle prestado a una institución financiera

Pedir dinero a tu familia no solo te podría traer problemas como ya vimos, por ello mejor disfruta de los beneficios que un banco te puede dar al pedir prestado. Los más importantes son:

  • Estarás construyendo tu historial crediticio.
  • Tendrás acceso a asesoría de expertos en el sector.
  • Si cumples con todas las condiciones impuestas en el contrato del préstamo, cuando lo finiquites podrás acceder a otro.
  • Al obtener un préstamo, tienes la alternativa de tener un seguro.
  • En muchos bancos, si tienes el capital para poder adelantar los pagos no existirá ningún tipo de penalidad.
  • Debido a que serás cliente de un banco, tendrás acceso a otros productos y servicios.

Como has sido testigo, alternativas para no pedir dinero a familiares existen. Pero la mejor opción y lo que te recomendamos, es que busques la institución financiera que mejor se adapte a tus necesidades, y en ella pidas un préstamo con garantía hipotecaria, descubrirás como se simplifica tu vida y esa emergencia que tenías que solucionar se convierte en una gran oportunidad.

Esperamos haber sido muy claros, pero ante cualquier duda déjanos tus comentarios, y si necesitas asesoría profesional, contáctate con nosotros, nuestra misión es ayudarte.

préstamo con garantía hipotecaria