Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

Cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco


En México existen distinto tipo de opciones para poder administrar de la mejor forma posible un crédito hipotecario. Por esta razón es que queremos que te encuentres preparado llegado el momento. Además, en Rebajatuscuentas entendemos lo importante que es el poder contar con esta ayuda financiera para poder hacer realidad un sueño tan relevante como el de la casa propia. Existen muchos motivos por los cuales no te encontrarás del todo satisfecho. Por lo tanto, lo mejor es que sepas cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco.

¿Cuándo es el mejor momento?

Te entendemos perfectamente si estás pensando cuándo es el mejor momento para poder realizar la tan anhelada renegociación. Pero lo mejor en el caso de saber cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco, es que además de ayudarte a salir de alguna situación económica compleja que te encuentres atravesando, puede ayudarte a conseguir mejores términos y condiciones en el contrato del crédito.

Llámalo como prefieras, renegociar, reestructurar o refinanciar. Aquí lo importante es que puede traerte bastantes beneficios. Y no solo se tratará de una situación de problemas en tu deuda hipotecaria.

De hecho, para que te hagas una idea, la economía mexicana se proyecta a futuro (2050) como una de las más potentes, según The Economist Intelligence Unit. Aunque claro, en el tipo de momento complejo a nivel mundial que vivimos se hace más difícil poder visualizar esto. Las medidas que se encuentra tomando el gobierno tienen que ver con comenzar a poner en marcha políticas de ahorro. Pero eso, por el momento es harina de otro costal del cual no profundizaremos.

¿Cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco?

Renegociando deuda hipotecaria

Antes de conocer el proceso sobre cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco. Es importante que puedas entender de qué se trata esto del refinanciamiento. En simples palabras, para que no te compliques tanto la existencia, se trata de mejorar tu crédito hipotecario para poder pagar el anterior. El cual no te tenía del todo convencido ni conforme.

Pero el punto clave por el que este tipo de decisiones es tomado por los mexicanos, es que saben que pueden mejorar sus condiciones actuales. Entonces, vayamos a ver cómo debes hacerlo.

La estrategia básica que se usa, es que debes acercarte a tu banco y hablar sobre qué tipo de posibilidades tienes para tal renegociación. Pero antes de tal reunión, debes haber visto en detalle tu actual contrato junto con las condiciones, y tener claro qué es lo que tú quieres conseguir. Fíjate que los beneficios que vayas a obtener compensen por sobremanera los costos.

Y tu segunda posibilidad, es que realices todo este proceso junto a un asesor financiero. De hecho creemos que puedes ser tu mejor carta, ya que estos personajes del mundo financiero conocen el funcionamiento de los trámites en detalle. Por lo tanto, te ayudarán a descubrir mejores condiciones de las que tú ya habías investigado. Súmale a esto, que el bróker hipotecario actúa de forma eficiente y transparente.

Qué se puede reestructurar      

Para poder complementar nuestra información sobre la reestructuración, creemos necesario que conozcas qué es lo que puedes renegociar de forma específica. Presta atención, porque estos puntos realmente te pueden ser de mucha ayuda, sobre todo si ya tienes en mente poder mejorar tus condiciones:

  • La tasa de interés: dentro de un crédito hipotecario, los primeros años dentro de tus pagos mensuales se incluye pagar la tasa de interés que hayas aceptado en la firma del contrato. La cual si llegases a tener un problema económico personal, claramente te jugaría en contra. En consecuencia, si logras conseguir una tasa menor en tu renegociación, los pagos mensuales podrán ser menores.
  • El plazo de tu hipoteca: si tu situación económica actual no es la mejor, o con la contingencia que atravesamos tus necesidades financieras han cambiado, gracias al refinanciamiento podrías o alargar tu plazo o acortarlo.
  • De tasa variable a tasa fija: quizá en un comienzo te resultaba beneficioso contar con una tasa variable, pero al día de hoy ya no. El problema de este tipo de tasa, es que mes a mes va cambiando, lo que en otras palabras quiere decir, que podrías terminar pagando más de lo que calculaste al inicio. En cambio, la tasa fija, como su nombre lo indica, no sufre ninguna variación.
  • La tasa variable: si te resulta cómodo pagar tus mensualidades con una tasa variable, tan solo puedes cambiar los términos y los plazos de tu crédito hipotecario.
  • Modifica el pago mensual: la reducción del salario o la pérdida de empleo pueden ser un verdadero problema si te encuentras pagando un crédito para comprar vivienda. Pero no entres en pánico, ya que tienes la posibilidad de realizar un cambio en tus pagos mensuales.

No pases por alto lo siguiente

Lo cierto, es que dentro de un movimiento como la renegociación de un crédito, cuentas con bastantes posibilidades de mejora. Es cosa de que analices bien qué es lo que quieres y qué te ofrece el banco, en último caso, si no te convencen sus ofertas, puedes optar a un traslado hipotecario. Pero antes de decidir hacerlo, toma en cuenta que prácticamente puedes cambiar todo en cuanto a condiciones del contrato, como: anticipar tus pagos; o las comisiones.

En conclusión, en cuanto a cómo renegociar deuda hipotecaria en el mismo banco, con los pasos a seguir que te hemos entregado en este artículo, estarás listo para poder mejorar tus condiciones. No olvides que si sientes que el trámite es un tanto complejo, puedes ayudarte de un asesor financiero. Y si no sabes dónde conseguir uno, ¡contáctate con nosotros!


Reducir interes hipotecario al mudar hipoteca
paga menos intereses hipotecarios
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!