Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

Mitos sobre el transferir una hipoteca


Los traslados hipotecarios son un instrumento financiero que puede ayudarte bastante si te encuentras, por ejemplo, desconforme con tu crédito actual. Y es que, muchas veces las emociones te juegan en contra, haciéndote tomar decisiones aceleradas sin antes haber realizar el análisis correspondiente. Debido a esto, hoy queremos hablarte acerca de los mitos sobre el transferir una hipoteca. Toma lápiz y papel porque definitivamente te serán muy útiles.

Mejorando tus condiciones                         

El traslado hipotecario nació a causa de la inconformidad de los usuarios. Muchos de estos tomaban un crédito hipotecario con una entidad financiera, y con el pasar de las semanas o meses se percataban de que habían mejores opciones; o que el banco no estaba cumpliendo con los acuerdos establecidos. Y como el mercado sabe cómo reaccionar y como dar en el gusto a las personas para mantener viva esta relación de preferencia, surgieron los traslados hipotecarios.

¿Cuáles son los mitos sobre el transferir una hipoteca?

Lo cierto, es que los mitos sobre el transferir una hipoteca no son demasiados, pero si te andan dando vuelta en la cabeza, es mejor desclasificarlos de inmediato. Ante todo, si las dudas persisten, lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda a un especialista como un asesor financiero.

  1. Trasladar es comenzar a pagar desde cero

La desinformación en cualquier ámbito de la vida puede ser una gran desventaja, sobre todo si se trata de obtener excelentes beneficios como trasladar tu hipoteca.

Son varios los usuarios que nos contactan con la gran incertidumbre, de que si trasladan su hipoteca perderán todo lo que han pagado. Lo cual déjanos decirte, es completamente irreal. Para que lo puedas entender de una forma muy simple, cuando mueves tu hipoteca de un banco a otro, tu nuevo banco realiza el pago de lo que debes hasta esa fecha. Por lo tanto, tu negocio anterior o deuda anterior queda saldada y cerrada.

Cuando llegas a la nueva institución financiera comienzas con un nuevo contrato por ese valor faltante.

  1. Disminuir la cuota mensual para pagar en más tiempo y más dinero

Renegociar en traslado

Otro mito que asusta a muchos y los hace retroceder en el camino del traslado. Esta afirmación puede que sea válida si te encuentras renegociando con tu banco actual, pero si estás cambiando tu hipoteca, en concreto, estás optando por mejores condiciones, ¿no es verdad? En consecuencia, si las tasas bajan en tu nuevo crédito, el valor total sí puede disminuir.

  1. Trasladar tu hipoteca te genera una mala calificación en el historial

Falso, falso, falso. Es cierto que los bancos analizan tu situación para poder ver qué tipo de cliente eres y si eres capaz de pagar el crédito. Pero el poder cambiarte no afectará en lo absoluto tu calificación, porque a los bancos les interesa hacer este tipo de negocios. Y si tanto temor tienes, lo que aparecerá en tu historial financiero será que tenías un crédito, el cual fue pagado y que ahora simplemente tienes uno nuevo.

  1. Los gastos para el traslado son demasiado altos

Este es otro gran mito. Muchos mexicanos piensan que la alternativa de cambiar su hipoteca es atractiva porque en el fondo envuelve una serie de pagos extra muy elevados.

Es real que existen gastos extra, pero no necesariamente tienen que ser altos como para detenerte en la toma de decisión. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es solicitar asesoría, de esta forma podrás tener las cuentas exactas de los que gastarás.

  1. Tienen que pasar varios años para trasladarte

Desmentido completamente. No hay una norma que indique cuándo es que puedes trasladar tu hipoteca. Lo que sí existe es el análisis y la precaución, ya que si llevas varios años pagando tu crédito hipotecario, realmente no te será conveniente cambiarte, por el simple hecho de que ya te encuentras pagando solo capital y nada de intereses.  

Antes de tomar una decisión analiza

En Rebajatuscuentas sabemos muy bien que este tipo de decisiones no deben ser tomadas a la ligera. Por eso es importante que antes de realizar esta acción consideres los siguientes puntos:

  • No te quedes analizando solo la tasa de interés. De todas maneras es un parte relevante, pero no lo es todo. También tienes que analizar el CAT; los pagos mensuales; el pago total qué harías; y el plazo en el cual estarías liquidando tu crédito.
  • Puede que parezca muy atractivo observar una oferta de una mensualidad mucho menor, pero debes tomar en cuenta el plazo total en el que terminarás de pagar y el costo total.
  • Haz una revisión de tu crédito actual en cuanto al tiempo, si ya te queda poco tiempo para terminar los pagos, puede que en realidad no te sea muy conveniente el traslado.
  • Si vas a trasladar tu hipoteca, toma en cuenta que pueden haber gastos adicionales, como por ejemplo los gastos notariales.

Si realmente haz analizado con detenimiento estos aspectos, entonces puedes considerar realmente el tomar una decisión.

En resumen, en cuanto a los mitos sobre el transferir una hipoteca, haz podido ver por ti mismo que no son más que eso, mitos. La realidad, es que el poder optar por un traslado de hipoteca tan solo te puede traer grandes beneficios. Es precisamente por esto que son cada vez más personas las que optan por tal alternativa en nuestro país. No te pierdas esta tremenda oportunidad si al día de hoy no estás satisfecho con las condiciones de tu banco. Y si necesitas asesoría, junto a nosotros puedes encontrar la mejor del mercado mexicano, ¡contáctanos!


Reducir interes hipotecario al mudar hipoteca
paga menos intereses hipotecarios
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!