Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

¿Qué riesgos hay en una subrogación hipotecaria?

Hoy te traemos un término dentro del área financiera y de los préstamos para adquirir una vivienda que no se suele escuchar mucho, se trata de la subrogación. Para que vayas entrando en ambiente, la subrogación corresponde a reemplazar al deudor del crédito hipotecario o reemplazar a la entidad financiera. En resumidas cuentas, sustituir a una de las partes. Por lo tanto, a través de la siguiente información queremos profundizar un poco más en el tema; ver desde qué es; qué tipos existen hasta llegar a hablar sobre qué riesgos hay en una subrogación hipotecaria. ¿Listo para aprender sobre un nuevo concepto?

¿Qué es la subrogación hipotecaria?

Lo primero que tienes que saber, es que la subrogación hipotecaria también se le conoce como portabilidad hipotecaria. Por esta razón, puede que no te haya sonado el término subrogación. Y la realidad, es que en México son cada vez más las personas que optan por esta alternativa.

La causa principal de todo esto, son las condiciones del crédito actual que mantienen los mexicanos. Con el paso de los días se percatan que existen otros bancos que ofrecen productos hipotecarios mucho mejores. Por ello, si sientes que no estás satisfecho con tu crédito hipotecario actual, la recomendación es que realices tal subrogación.

Para que entiendas mejor la situación actual de los créditos hipotecarios, te dejamos un dato concreto de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, donde indican que en uno de los trimestres del año, hubo aproximadamente 5.500 traspasos hipotecarios de un banco a otro por medio de la modalidad subrogación del acreedor.

¿Qué riesgos hay en una subrogación hipotecaria?

¿Existen riesgos en la subrogación?

Para que puedas entender mejor esta modalidad, es necesario que sepas qué riesgos hay en una subrogación hipotecaria. Bueno, la respuesta de los especialistas, es que no hay ninguna, porque el convenio se realizar ante un notario.

Lo que sí es importante, es que estés atento y tengas claridad de todo lo que estará ocurriendo en el proceso. Y que sepas que esta subrogación incluye ciertos gastos, pero nada comparado a los beneficios que podrás obtener con el cambio. Estos gastos son dos: los gastos notariales y los gastos de derechos de registro.

Ten presente que dentro de estos gastos no se incluye el pago de impuestos y el pago de la escritura. Tan solo se modifica la inscripción del Registro Público de la Propiedad.

Cómo subrogar un crédito hipotecario                          

Antes de tomar la decisión, debes saber que sí existe otro banco que te ofrezca mejores condiciones. Cuando ya hayas realizado la investigación y tengas clara tu opción, entonces tienes que llevar toda la documentación que te pedirán sobre la casa.

A la par, tendrás que en tu banco actual pedir el estado de cuenta para efectos de subrogación. El banco no te puede negar este estado de cuenta, incluso las entidades financieras tienen la obligación de otorgarlo en un plazo de 15 días. Presta atención con la siguiente información, porque si el banco donde hasta tomado el crédito hipotecario en ese plazo aún no te ha hecho llegar el estado de cuenta, tendrás que presentarte a la Condusef, para que esta institución coadyuve con la solicitud que hiciste.

De seguro te estarás preguntando qué es este estado de cuenta. Pues, esta solicitud cumple la función de informar a tu banco que vas a subrogar el crédito adquirido. Cuando finalmente tengas el estado de cuenta para efectos de subrogación, lo tienes que llevar a la nueva entidad bancaria donde encontraste mejores condiciones. En este momento, tu nuevo banco realizará el pago del préstamo para comprar casa a tu antiguo banco, quedando tu crédito automáticamente trasladado.

Recién en este momento deberás presentarte ante un notario para realizar el pago correspondiente a los derechos de registro.

¿Qué ganan los bancos con la subrogación?

Los bancos con esta modalidad, lo que ganan es atraer a más clientes, incentivando el ambiente de competencia entre las entidades bancarias. Pero en todo momento, logrando beneficiar al usuario, ya sea por ejemplo, con las condiciones del crédito hipotecario, que pueden incluir mejores tasas de intereses.

Por eso, y aunque suene tedioso, te lo volveremos a repetir. Es muy importante que antes de tomar cualquier decisión financiera, analices con detenimiento absolutamente todo y hagas todas las preguntas necesarias. Si crees que las finanzas no son lo tuyo, no hay problema, para eso existen los asesores hipotecarios. Con la ayuda de estos podrás adquirir el crédito que mejor se adapta a tus necesidades.

Aspectos a tener en consideración

Hay un aspecto del cual tienes que tener conocimiento. Este es la subrogación si tienes Infonavit, Fovissste o ISSFAM. Si te encuentras pagando un crédito a través de alguno de estos organismos, no te será posible llevar a cabo una subrogación. Esto en base a la Ley de Transparencia y Fomento a la Competencia en el Crédito Garantizado.

En resumen, qué riesgos hay en una subrogación hipotecaria, ninguno. Más bien el riesgo está en que no prestes la atención necesaria al proceso y a la búsqueda de un nuevo banco para mejorar tus condiciones. Por lo tanto, desventajas no hay, lo que sí existe es una institución financiera que te ofrezca mejores condiciones.

En consecuencia, si realmente no estás satisfecho, lo mejor es subrogar tu hipoteca. Si tienes alguna duda con el proceso o necesitas de un asesor especializado en el tema, recuerda que en Rebajatuscuentas tenemos a los mejores. Contáctate con nosotros de forma gratuita.

Sustitución de Hipoteca