Aprende sobre Compra de Deuda Hipotecaria

Me conviene renegociar la deuda hipotecaria o mudar la hipoteca

¿Ya no te sientes cómodo con las condiciones de tu crédito actual? A muchos mexicanos les ocurre lo mismo después de un tiempo. Se dan cuenta que quizá las condiciones no son las mejores, porque descubren que otras instituciones financieras ofrecen mejores posibilidades. Si ya te has cuestionado esto, de seguro también te has preguntado: “¿me conviene renegociar la deuda hipotecaria o mudar la hipoteca?”

No te preocupes por buscar la información, ya que en el siguiente artículo te dejaremos todo muy claro. De todas maneras te recomendamos que, antes de tomar cualquier decisión, puedas consultar o asesorarte por un broker financiero.

Analiza bien antes de actuar                       

El análisis es la clave de todo esto, incluso si te encuentras siendo asesorado por un bróker hipotecario. Es de suma importancia que te tomes el tiempo necesario para poder ver qué es lo que te ofrece cada banco.

Y no te hablamos de todas las maravillas que suelen otorgar a sus usuarios, nos referimos a leer detenidamente la letra chica y los gastos adicionales. No olvides que al pedir un crédito hipotecario, no solo se trata de ahorrar para el enganche y comenzar a pagar las mensualidades.

El análisis es donde suelen fallar las personas, la emoción y las ganas de tener ahora ya su casa les nublan esta capacidad. Y muchas veces se dan cuenta después del tiempo (como puede ser tu caso), de que existían mejores posibilidades. Pero con eso no hay problema, ya que tienes la alternativa de renegociar o de cambiarte de banco.

¿Es mejor renegociar la deuda hipotecaria o mudar la hipoteca?

Y llegamos a la pregunta del millón, ¿es mejor renegociar la deuda hipotecaria o mudar la hipoteca? Pregunta decisiva cuando ya no te sientes cómodo con el préstamo para comprar vivienda solicitado. Pero la respuesta no es tan complicada.

Ya te decíamos, antes de hacer cualquier cosa observa bien las alternativas, no llegues y actúes. Si realmente no estás conforme actualmente, lo primero que tienes que hacer es acercarte a tu banco actual y tratar de renegociar la deuda hipotecaria. Esto, porque realmente podrías llegar a excelentes acuerdos, e incluso mejores condiciones que si te llegases a cambiar de banco no ocurrirían.

Renegociar o transferir deuda

Si observas que la entidad financiera por ningún motivo está dispuesta a realizar un cambio, por más que hayas insistido y sido asesorado por un especialista, entonces lo mejor es mudarte. Lo cual, podría también ser una excelente decisión, sobre todo si tu banco no quiso flexibilizar en nada. Hoy en día, puedes encontrar variedad de opciones en cuanto a tasas de interés y condiciones para hacer los pagos mensuales. Por lo tanto, el mudar tu hipoteca te puede caer bastante bien, sobre todo a tu economía personal.

Como puedes observar, no es mejor ni la una ni la otra, todo depende de lo que te puedan ofrecer, y de lo que realmente satisfaga tus necesidades personales.

Pasos a seguir para el refinanciamiento hipotecario

Ahora que tienes claro que la refinanciación es en tu banco actual y que el traslado de la hipoteca es a otro banco, veamos los pasos que tienes que seguir en cada uno.

Debes tener claro, que refinanciar, además de servirte para mejorar tus condiciones actuales, también es una muy buena alternativa si no estás pasando por una buena situación económica. Un detalle no menor en este tema, es que refinanciar es pedir un crédito para poder solventar el anterior. Por este motivo, es que, cuando logras refinanciar con la institución financiera, debes volver a firmar un contrato.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Reducción en la tasa de interés. Poder llegar a un acuerdo en cuanto a este aspecto es muy importante, ya que finalmente es la tasa la que definirá cuánto pagarás por mes.
  2. Cambiar el plazo de la finalización del pago. En este sentido, puedes o alargar el plazo como reducirlo, realmente depende de las necesidades que tengas.
  3. Cambiar el tipo de tasa de interés. Ya te adelantábamos que la tasa de interés es clave. Si tu tasa actual es variable, ya es un problema, porque cada mes se verá afectada la cantidad a pagar. En cambio con una tasa de interés fija, puedes tener un mayor control sobre la planeación de los pagos.
  4. Cambia otros productos. ¿Recuerdas que al firmar el contrato de tu crédito aceptaste una serie de características, como los seguros o la domiciliación? Pues la buena noticias, es que también puedes cambiarlas.

Pasos para mudar tu hipoteca

Por otra parte, lo que tienes que hacer para mudar tu hipoteca es:

  1. Si las condiciones ya no te son cómodas y no hubo forma de refinanciar.
  2. Si llevas pagando entre 4 o 5 años, y tu tasa de interés es mayor al 12%.
  3. Notas que ya no te conviene pagar por los seguros que venían incluidos en el contrato.
  4. El CAT es un factor importante que muchos pasan por alto, pero si con el tiempo te das cuenta que es muy superior a la tasa de interés, es porque algún costo oculto tiene.
  5. Si llevas poco tiempo pagando el crédito sí te conviene el cambio, pero si llevas más de 10 años lo mejor es finiquitarlo en tu banco actual, ya que solo te encuentras pagando capital.

En resumen, ¿qué te conviene más, renegociar la deuda hipotecaria o mudar la hipoteca?, la respuesta es que una se volverá más conveniente que la otra si la oferta logra satisfacer tus necesidades. Si al día de hoy no te sientes cómodo con tu hipoteca actual, contáctate con nosotros para poder asesorarte y aclararte cualquier tipo de duda.

Trasladar hipoteca