Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios

Seguro de desgravamen simple vs. mancomunado

Cuando llega el momento de elegir un seguro, se ha de tomar la mejor decisión para nuestra tranquilidad y de la familia. Por eso, al seleccionar tu seguro de desgravamen hay que conocer los tipos existentes para saber qué es más conveniente.

¿Qué es el seguro desgravamen y cuáles son sus tipos?

Antes de conocer los tipos existentes, se debe comprender con claridad de que trata este seguro. Básicamente, se puede decir que protege a las entidades financieras en el momento en que el deudor fallezca o presente una invalidez total.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LAS MEJORES CONDICIONES DEL 2021 PARA UNA COMPRA DE DEUDA HIPOTECARIA

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Ya que, en ese escenario, la aseguradora se encargará de saldar la deuda existente a dicha entidad. Pero es necesario saber que la institución financiera no es la única que gozará de sus beneficios, pues el asegurado, su cónyuge y familia también lo harán.

Ahora, dentro del seguro de desgravamen se pueden encontrar dos tipos con características diferenciadas: simple y mancomunado.

Hablemos primero del tipo simple. En este caso, el seguro desgravamen solo aplicará para el asegurado, es decir, que cubrirá la deuda existente a la entidad financiera y protegerá a su vez al deudor.

Luego está el mancomunado que se diferencia en la protección que no solo cubre al deudor, sino también a su pareja. Vale aclarar que cuando se hace referencia a esta última persona, engloba a quién mantenga una convivencia o relación de unión estable de hecho con el asegurado.

Por lo tanto, al tener el seguro de tipo mancomunado y ocurrir el lamentable deceso del asegurado, la deuda no pasará al cónyuge.

Entonces ¿Cuál es mejor?

Ahora que se ha aclarado qué es el seguro de desgravamen y los dos tipos que existen, surge la duda sobre cuál resulta mejor. Es común que la mayoría de las personas suelan recurrir al tipo mancomunado para proteger a sus seres queridos. No obstante, no es algo tan sencillo como esto, pues la elección del seguro puede depender de algunos factores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ENDOSAR EL SEGURO DE VIDA, DESGRAVAMEN Y CRÉDITO HIPOTECARIO

Por ejemplo, una persona soltera, con padres vivos sin compromisos financieros, que no tiene una vida conyugal ni descendientes puede adquirir un seguro simple. Al momento de buscar el crédito hipotecario le vendría bien este seguro al ser el único titular del mismo.

¿Cómo funcionaría?

El seguro de tipo simple se encargaría de cancelar por completo la deuda que presente con la entidad financiera correspondiente. Por lo que, la cobertura sería total y no quedaría ninguna responsabilidad que deba asumir la familia.

Pero, ¿Qué sucede si compartes con tu pareja la solicitud del crédito o traslado del mismo? En este caso, no sería muy conveniente elegir el simple; por el contrario, es recomendable optar por el seguro de tipo mancomunado.

En caso de que se prefiera por lo antes mencionado el seguro mancomunado, hay que tener en cuenta dos posibles situaciones:

  • Si uno de los dos fallece o presenta invalidez total de forma permanente, entonces solo se cubre la parte asignada al asegurado correspondiente.
  • Los dos fallecen o presentan invalidez total de forma permanente, en este caso se cancelarán todas las deudas existentes mediante la aseguradora.

Como has podido apreciar, no existe un seguro de desgravamen “mejor”. Pues, ambos pueden resultar beneficiosos, según el caso particular de cada quién. Así que es recomendable evaluar tu propia situación en base a lo señalado para decidir cuál es la protección más adecuada.

En Rebajatuscuentas.com obtendrás el mejor préstamo con garantía hipotecaria. Con plazos de pago convenientesy tasa de interés competitivas ¡Flexibilidad si estás en Infocorp! Más información AQUÍ.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

3 respuestas a “¿Cómo ayuda un broker hipotecario a conseguir una casa nueva?”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.