Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

¿Debes ser propietario de la vivienda aval de tu préstamo con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria es un producto que te permite obtener gran liquidez de forma expedita. También su tramitación es rápida, y sus requisitos son menos exigentes que los solicitados en otros tipos de préstamos. Todo ello debido al poco riesgo que implica para la institución financiera otorgante, dado que usas un bien inmueble como garantía de pago. Si te preguntas si debes ser propietario de la vivienda aval de tu préstamo con garantía hipotecaria, acá te damos la respuesta.

¿Qué es el aval de un préstamo con garantía hipotecaría?

Cuando solicitas un préstamo con garantía hipotecaría, la institución financiera te exige un   derecho real de garantía. Este no es otra cosa que la potestad a forzar la venta de dicha vivienda, con la finalidad de recuperar el capital que le adeudes. Derecho solo aplicable en el caso que no cumplas con tu obligación de cancelar el préstamo en el lapso establecido.

Por ello, antes de solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, debes estar seguro que puedes cumplir con tus obligaciones de pago. No hacerlo, puede significar que el titular de la vivienda garante, se vea forzado a vender dicha propiedad, Puedes ver los requisitos en este post.

¿Puedes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, usando como aval una vivienda que no es de tu propiedad?

La respuesta a tu interrogante es que si puedes acceder a dicho préstamo, usando  garantía un bien inmueble ajeno. Ello debido a que algunas instituciones financieras ofrecen préstamo con garantía hipotecaria, donde se puede usar la figura de un fiador.

¿Qué es un fiador en un préstamo con garantía hipotecaria?

Un fiador es una tercera persona que actúa como garante del cumplimiento de tu compromiso de pago de un préstamo.  Es alguien que se hace responsable ante el banco, en caso que tú incumplas con tus pagos.

En el caso particular de un préstamo con garantía hipotecaria, el fiador coloca una vivienda de su propiedad como garantía del préstamo. Así la institución financiera obtiene un aval, y tú un capital en calidad de préstamo. En cambio, el fiador solo obtiene la posibilidad de perder su vivienda, en caso de tu incumplimiento.

¿Quién puede ser tu fiador?

Puede ser fiador cualquier familiar o amigo tuyo, a excepción de tu cónyuge, que posea la propiedad de una vivienda. Además de, por supuesto, la disponibilidad de aceptar tomar el gran riesgo que para él o ella significa aceptar esa responsabilidad.

No te será tarea fácil convencer a algún familiar o amigo de ser el fiador de tu préstamo, por una razón lógica. Aceptarlo significa poner en riesgo parte de sus bienes materiales, sin obtener absolutamente ningún beneficio personal.

En RebajaTusCuentas.com ofrece préstamo con garantía hipotecaria puedes obtener liquidez con hasta el 40% del valor de tu propiedad, de forma segura, las cuotas son cómodas de pagar y tienes asesoría para elegir la mejor alternativa.



Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.