Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

Además de los bancos, ¿quién puede dar un préstamo hipotecario?

Si por alguna razón no tienes acceso a los préstamos hipotecarios ofertados por la banca, no te desesperes. Aún tienes la oportunidad de requerirlos en otro tipo de instituciones financieras, o incluso a particulares. A continuación te señalo quién puede dar un préstamo hipotecario, además de los bancos.

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

La garantía hipotecaria es un derecho que concedes sobre un bien inmueble de tu propiedad, a aquel que te otorga un capital en calidad de préstamo. Así, en caso que no puedas cumplir con el compromiso de pago establecido en dicho préstamo, quien te prestó puede proceder al embargo de dicho bien inmueble.

Un préstamo con garantía hipotecaria, o simplemente un préstamo hipotecario, es aquel préstamo que se otorga colocando una garantía hipotecaria. Generalmente estos préstamos son de libre disponibilidad, por lo que puedes usar el capital obtenido a tu conveniencia: cancelar deudas, financiar emprendimientos, remodelar un bien inmueble, etc.

Préstamos hipotecarios en línea

 ¿Quién puede dar un préstamo hipotecario?

En principio, los bancos son el lugar natural para solicitar este tipo de préstamo hipotecario, debido a que ofrecen las mejores condiciones crediticias. Esto se debe a que se concentran en los clientes que tienen baja probabilidad de incumplir sus pagos,  por lo que sus requerimientos son muy estrictos.

Luego, si posees un inadecuado historial crediticio o no puedes sustentar adecuadamente tu capacidad de pago, tu solicitud será rechazada. Pero no te preocupes por ello, ante el rechazo de la banca, aún puedes acudir a:

  • Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, y Cajas Rurales. Eventualmente las cajas municipales y rurales ofrecen préstamos con garantía hipotecaria. Aunque suelen hacerlo sin libre disponibilidad, ya que se orientan a la mejora de la vivienda y al emprendimiento.
  • Financieras. Otorgan este tipo de crédito bajo libre disponibilidad, exigiendo menos requerimientos que los bancos y las cajas, aunque con una tasa de interés mayor que aquellas.
  • Prestamistas individuales. Exigen requisitos mínimos y sus créditos se tramitan de forma expresa, aunque las condiciones no resultan para nada favorables, si se compara con las otras opciones. Por ello, solo debes considerarla en caso de extrema urgencia.
Consolida tus deudas con garantía hipotecaria en 4 pasos

Los comentarios están cerrados.