Aprende sobre Educación Financiera

Cómo calcular capital de trabajo sin esfuerzo

Si estás pensando en comenzar un nuevo negocio, debes saber que existen múltiples soluciones financieras como los préstamos personales, que pueden ser de utilidad para comenzar y calcular capital de trabajo.

Por supuesto que comenzar un negocio no es una tarea sencilla, pero por fortuna existen múltiples entidades financieras que te ayudarán a dar inicio a tus proyectos para que puedas consolidar tus ideas.

CONSIGUE UN PRÉSTAMO PARA EMPEZAR TU NEGOCIO YA MISMO

Es por ello que en esta oportunidad queremos prestar atención a un detalle en específico, que es el tema del cálculo del capital de trabajo, incluyendo todo lo relacionado con los balances de la compañía e incluso las declaraciones a Sunat.

Liquidez de libre uso con garantia hipotecaria

Qué es el capital de trabajo

En primer lugar, es importante tener en consideración que los recursos de una empresa se dividen en dos partes. La primera hace referencia a los inmuebles, maquinarias y bienes materiales, que es a su vez, lo que constituye los activos fijos.

Por otra parte, se encuentra el capital de trabajo que es aquel que se emplea para pagar los sueldos de los empleados, generar productos, pagar las cuentas, entre otros gastos que se puedan generar a nivel interno y externo.

En general, se puede decir que el capital de trabajo hace referencia a los recursos que se emplean para cubrir las necesidades básicas de la empresa y que puede representar hasta el 60% del total de los activos de la empresa.

Lo más importante a tener en cuenta respecto al capital de trabajo, es que, si tu empresa tiene problemas respecto a este tema, seguramente te verás en la necesidad de acudir a préstamos o créditos para poder pagar tus cuentas.

Si bien estas últimas pueden resultar ser muy buenas opciones en algunos casos, no es lo más recomendable si lo que quieres evitar es endeudarte y verte en la obligación de cumplir con ciertos pagos que quizás no puedas costear.

Cómo calcular capital de trabajo

Como verás, es de suma importancia conocer todos los detalles relacionados al capital de trabajo, a fin de hacer un buen uso del mismo y evitar caer en la necesidad de acceder a préstamos para poder cubrir los gastos básicos.

En este sentido, debes tener en cuenta que para calcular el capital de trabajo deberás verificar el patrimonio de tu empresa, de donde podrás obtener todos los detalles relacionados con el activo circulante y el pasivo circulante.

Los activos circulantes son los recursos disponibles a corto plazo, incluyendo bancos, cajas, pagos, stock, entre otros, mientras que el pasivo circulante hace referencia a las financiaciones obtenidas por proveedores, cuentas por pagar y préstamos.

CÓMO TENER PRÉSTAMOS PERSONALES CON 10 AÑOS DE PAGO

Una vez que tengas esta información a la mano, podrás realizar el cálculo del capital de trabajo a través de la siguiente fórmula:

Necesidad de capital de trabajo = Activo Circulante – Pasivo Circulante

Si al aplicar esta ecuación recibes un resultado positivo, podrás considerar que tu empresa está en buen estado y que, por lo tanto, no se requiere acudir a entidades financieras para acceder a un préstamo.

Por otra parte, si el resultado es negativo, es posible que te encuentres en una situación compleja y que, por lo tanto, requieras algo de ayuda para poder solventar la situación y estar al día con las facturas y declaraciones a Sunat.

Ten en cuenta que también existen otras opciones para solventar este tipo de problemas que pueden ser de ayuda, tal como los préstamos con garantía hipotecaria para capital de trabajo que pueden ser una muy buena opción.

Lo mejor de todo, es que, para ayudarte a decidir, en Rebaja Tus Cuentas te ofrecemos toda la información que necesitas.

Consolida tus deudas con un préstamo con garantía hipotecaria

Los comentarios están cerrados.