Aprende sobre Nuevos Créditos Hipotecarios Aprende sobre Préstamos con Garantía Hipotecaria

Adquirir vivienda en remate con un crédito hipotecario


La oportunidad de adquirir vivienda en remate con un crédito hipotecario, está latente en Colombia. Algunas entidades financieras ofrecen a las personas interesadas en comprar vivienda por medio de remates judiciales, variedad de inmuebles. Esto se debe a la insolvencia de muchos deudores que no alcanzaron a pagar su obligación.

El banco acreedor de la vivienda solicita a un juez la subasta del inmueble, colocando un precio base. Este queda en manos, de quien ofrezca el mejor precio, con el fin de recuperar parte o el total de la deuda. Es un poco dispendioso el procedimiento para adquirir la compra de vivienda por este medio, pero no es imposible.

Procedimiento para adquirir vivienda en remate

La venta o remate se realiza por el juez, que ante un proceso jurídico fija una fecha para subastar el inmueble. Llegado el momento los interesados ofrecen dinero de acuerdo al precio base registrado y la capacidad de compra de cada oferente.

Para fijar el precio base, en primera instancia se hace por el 70% del valor comercial del inmueble. Si no es vendido, se procede a una segunda instancia del 50% de su valor. Por último, se da otra oportunidad de compra por un monto del 40% del valor comercial. Se hace énfasis en este último, ya que, aun pareciendo económico no es buena garantía para el comprador oferente.

Por otro lado, al ser un inmueble adquirido con deuda hipotecaria, puede ser posible que hayan demandas contra el deudor. Estas demandas deben aclararse y legalizar con la entidad acreedora, pues puede traer consecuencias jurídicas y legales con el futuro comprador.

Obtención de vivienda en remate con crédito hipotecario

Si la venta es aprobada por ser la mejor oferta, se tiene 10 días para abonar el saldo. La intención es pagarlo con crédito hipotecario, ahí hay un inconveniente, pues el proceso dura entre 30 y 60 días. Adicional, se debe solicitar algunos documentos al juez que son requeridos en la entidad financiera prestadora. Esto demora más el proceso de compra de vivienda por remate.

Aun con todo esto, no se puede dejar al lado el proyecto de adquirir la vivienda por remate. Se puede pensar en aportar un dinero de ahorros como cuota inicial, y el resto con un préstamo de libre inversión. Pedir a un familiar un préstamo o mucho mejor si acepta hipotecar una propiedad temporalmente. Mientras se puede hipotecar la vivienda adquirida en el remate.

La meta es llegar a ser propietario de una vivienda en remate, pues se obtiene en un valor comercial mucho menor. Y este esfuerzo de poder obtenerlo con crédito hipotecario es difícil pero no imposible. ¿Sería en cierta forma una ganancia?










creditos hipotecarios opciones
¿Quieres mejorar tu educación financiera?

¿Quieres mejorar tu educación financiera?

Te has unido a nuestro boletín. ¡Te mantendremos informado!